Buscar

cine » nota

| Publicado el 06 de enero de 2012 a las 18:47 hs.

Norberto apenas tarde

Llegó a los cines el primer largometraje que lo tiene al actor Daniel Hendler como guionista y director.

por Carlos Folias

A partir del jueves 5 de enero puede verse en las salas de los cines el largometraje que lo tiene por primera vez como director a Daniel Hendler. El actor uruguayo que ha desarrollado una exitosa carrera cinematográfica en Argentina (El abrazo partido, Fase 7, Los Marciano, Mi primera boda y otras) y en teatro y televisión, también ha escrito el guión de Norberto apenas tarde. Rodada en su ciudad natal, Montevideo, con técnicos y actores argentinos y uruguayos, el film ha sido seleccionado para participar en numerosos festivales y fue exhibido en el último festival internacional de cine independiente de Buenos Aires realizado en abril del año pasado.  
 
La historia hace eje en Norberto, una persona que a sus 36 años lleva una vida que lejos de estar definida o encausada se maneja entre la inmadurez y la duda. Se sabe tímido y eso se le nota a pesar suyo, desde la forma de vestir hasta en el modo de encarar las relaciones y resolver los problemas. Con sus tiempos y a su manera intenta llevar su vida pero las cosas no le salen del todo bien. Acaba de perder su trabajo y aunque le dice a su novia que ha decidido irse de la empresa en busca de un cambio todo parece indicar que lo han despedido. Las cosas le resultan difíciles de manejar, desde no perder las llaves de su casa hasta lograr que la alarma de su auto le haga caso.
Cercano ya a los 40 años los cambios para mejorar su situación no parecen ser simples. No faltará quien le recomiende hacer un curso de “reafirmación personal”. Algo parece que debería hacer para dejar de perder y comenzar a crecer, pero enfrentar la realidad, poder hablar de los problemas y dejar de justificarse no parece tarea sencilla.
Descubrirá su interés por el teatro y se anotará en un curso. Experiencia que tal vez constituya una forma de expresión o búsqueda interior o termine transformándose en otra manera de llenar el tiempo y seguir postergando. Con compañeros más jóvenes que él podrá encauzar su vocación representando a Chejov o comprobar, una vez más, que sigue llegando tarde aunque sea un poco.

Fernando Amarral se destaca en el rol de Norberto aportando elementos interesantes en la composición del personaje que en pequeñas dosis se va construyendo a lo largo del film. Con espacios para el humor a partir de su propia torpeza o inocencia, constituirá para algunos un ser tierno y para otros simplemente un perdedor. Los demás personajes se sustentan en buenos trabajos actorales en general, destacándose en particular Silvina Sabater, César Troncoso y Eugenia Guerty.

Daniel Hendler, en su primer trabajo como director, hace lo que se espera de su rol. Dirigir, guiar, orientar acertadamente el trabajo para obtener los mejores resultados en técnicos y actores. Todos los elementos, desde la música y la fotografía hasta el arte y el vestuario, parecen responder a una coherente textura. Cualquiera que conozca a Hendler o lo haya visto actuar reconoce en él un estilo que le es propio vinculado con su personalidad y forma de ver la vida. Esa mirada particular es la que podemos reconocer en esta película aunque se trate de su ópera prima.

Su gran mérito de dirección es mostrarse como es. Por eso se advierte una coherencia entre lo que muestra como actor o en un reportaje y lo que trasmite al espectador a partir de las imágenes. No necesita un guión pretendidamente original como tampoco copiar el estilo de nadie. Tiene la tecnología a su alcance pero lo suyo no son los efectos especiales ni la artificialidad. Bastan acertadas decisiones técnicas y la cámara en el lugar adecuado para mostrar lo que él intuye que la imagen transmitirá al espectador. Las situaciones que plantea el guión son reconocidas en lo cotidiano y las características de los personajes pueden verse en ambos lados del Río de la plata. El punto desde el cual observa su cámara es lo original. Esa es la forma de llegar al espectador sin excesos ni estereotipos. Con la melancolía y la naturalidad de lo cotidiano permite que se filtren esos estados de ánimo que parecen imperceptibles. En una ciudad en la que no siempre es fácil abrirse paso, más de uno encontrará puntos en común con los personajes.

Norberto apenas tarde, escasamente tarde, casi a tiempo, pero tarde. Daniel en el momento justo comenzando a desarrollar su camino como director que seguramente será muy gratificante para él y para los espectadores.
 


Ficha Artística/Técnica:

Título original: Norberto apenas tarde
Año: 2010
Origen: Uruguay
Guión y dirección: Daniel Hendler
Actores:
Norberto: Fernando Amarral - Silvia: Eugenia Guerty - Javier: César Troncoso - Rafa: Roberto Suárez - Nelba: Silvina Sabater - Berta: Nelly Notari - Aldo: Juan Carlos Urta - Analía: Laura Baez - Franco: Matías Singer - Ernesto: Diego De Paula - Tevenet: Andrés Gallo
Producción: Cordón Films (Uruguay)
Co-producción: Aeroplano (Argentina)
Productores asociados: Daniel Burman y Diego Dubcovsky, Sandino Saravia Vinay, HéctorPines, Bernard Eloi, Roni Duthilleul
Dirección de fotografía: Arauco Hernández
Dirección de arte y vestuario:Nicole Davrieux – Gonzalo Delgado
Dirección de sonido: Jesica Suarez
Edición: Andrés Tambornino
Música: Maximiliano Silveira
Prensa y comunicación: Tommy Pashkus Agencia.
Género: Comedia
Duración: 89 min.
Fecha de estreno: en Buenos Aires 05 de enero 2012

Recibió el Premio al mejor guión en el Primer Festival Internacional de Cine de Ciudad de México (FICCMÉXICO); el Premio Signis Mención especial, Bafici, Argentina; el Premio TVE Cine en Construcción, Festival de San Sebastián y Premio Mejor Película en 35 mm y Festival de Cine de Tucumán.

Sinopsis: Tras ser echado de su trabajo, Norberto (36) prueba suerte como vendedor en una inmobiliaria, y demora en contárselo a su mujer. Su nuevo jefe le recomienda un curso de reafirmación personal, para vencer su timidez. Tras vacilar, y sin consultarlo con su mujer, Norberto comienza a estudiar actuación en un taller para principiantes. Mientras compone su personaje para la muestra trimestral de teatro, Norberto no logra ser creíble con los clientes ni con su esposa, pero descubre una gran habilidad para mentirse a sí mismo.

Sobre Daniel Hendler:
En cine participó en Films como, “Esperando al mesías”, “El fondo del mar”, “Reinas”, “El abrazo partido”, “Derecho de familia”, “Cara de queso”, “Fase 7”, “Mi primera boda”, entre otros.
En televisión acumula una buena cantidad de éxitos: “Para vestir santos”, “Epitafios”, “Mujeres asesinas”, “Aquí no hay quien viva”, entre otras.
En teatro realizó numerosas obras tanto en Argentina, en Uruguay como en el exterior: “Címenes y resfríos”, “Pequeños asesinatos”, “La valija”, “El amateur”, “La historia del soldado”, “Hamelin”, etc.