Buscar

cine » nota

Críticas | Publicado el 20 de enero de 2012 a las 12:32 hs.

La chica del dragón tatuado

Nuevamente el cine se ocupa del primer capítulo de la trilogía Millennium escrita por Stieg Larsson. Ahora es el turno de la versión hollywoodense del best seller a cargo del director David Fincher.

por Carlos Folias

El escritor sueco Stieg Larsson (1954-2004) adquirió gran notoriedad luego de su muerte con la publicación de Millennium, una novela que consta de tres partes:The girl with the dragon tatoo, The girl who kicked the Hornets´nest yThe girl who played with fired. Esta trilogía ha sido traducida en decenas de idiomas, lleva vendidos varios millones de ejemplares en todo el mundo y en el 2010 ya había superado el millón en su edición digital según informara la compañía de comercio electrónico Amazon.

El primer capítulo de la trilogía Millennium fue llevado al cine, en coproducción de Suecia y Dinamarca, por el director Niels Arden Oplev en el 2009 quien también realizó una miniserie de seis capítulos para televisión en el 2010. Pudimos verla por estos lares en febrero del 2010 con el título Los hombres que no amaban a las mujeres con buena recepción por parte del público.

La versión que acaba de estrenarse (19 de enero) en Argentina con el título La chica del dragón tatuado es la realizada por el director norteamericano David Fincher (The Game, Fight Club, Benjamin Button, The social network...) en el 2011. Alguien se preguntará si era necesaria esta versión hollywodense atento la buena realización sueca, pero bueno, los chicos del Norte que tienen la industria bien aceitada y los dólares dispuestos han creido que sí. Con un libro original tan vendedor no era cuestión de perderse la oportunidad y en un futuro cercano, si las críticas y el publico garantizan los dividendos, llegarán los otros capítulos de la trilogía.

Ambas son buenas versiones fílmicas y al igual que la sueca, la de David Fincher no defraudará a los lectores de Stieg Larsson salvo a algún despistado, que nunca falta, que aún no se haya enterado que la literatura es algo distinto del cine y espere las mismas vivencias que al leer el libro.

Una mención especial merece el comienzo de la película. Luego de una pequeña escena introductoria de cerca de un minuto, tiene lugar la presentaciión de los créditos con una edición digital muy cuidada y el excelente tema musical de Led Zeppelin, "Inmigrant song" (1970), versionado por la cantante Karen O junto a Trent Reznor (que ya participara de la música en "The social network") y que a criterio de algunos conocedores de la trilogía, incluiye numerosas imágenes simbólicas que refieren a situaciones o personajes de los capítulos escritos. Lo cierto es que en la pantalla y con el audio del cine, la música y las imágenes adquieren toda su potencia constituyendo un auspicioso comienzo del film.

  

La desaparición misteriosa de una mujer 40 años atrás, aparentemente asesinada por su propia familia, será el enigma que deberá resolver el periodista Mikael Blomkvist (interpretado por Daniel Craig) y la investigadora Lisbeth Salander (Rooney Mara). Si bien el libro se encuentra equidistantemente alejado, tanto de los buenos clásicos enigmas policiales ingleses como de los ingredientes de la novela negra estadounidense a la que estamos acostumbrados, no faltarán datos que se contraponen, personajes que ocultan lo que saben, la ideología nazi de algunos (eternos sospechosos de crímenes junto a musulmanes y mayordomos), las coincidencias con otras muertes similares, las virtudes de la tecnología y los hackers (nuevos superhéroes del cine contemporáneo), algunas intrigas, algo de sexo y mucho suspenso.

Hay algunas situaciones que si bien en el texto mantienen cierta lógica, al volcarse al lenguaje de las imágenes aparecen como fantasiosas o incomprensibles. ¿Por qué huye en una situación límite alguien con poder y acostumbrado a matar? ¿Por qué las camionetas vuelcan con tanta facilidad y se incendian? ¿Todo es fácil para un hacker? ¿Tan sencillo es convencer a un gerente y quedarse con los millones de dólares de una cuenta bancaria? Considerando que en La chica del dragón tatuado, la trama se va construyendo desde una lógica y una estética realista, necesaria para darle racionalidad a la historia y hacer creíble y sólido el enigma y su resolución, llama la atención que se hayan descuidado escenas que podrían haber tenido resoluciones más creíbles y coherentes con la estructura general del film.

Un renglón aparte merece la sólida actuación de Rooney Mara en el rol de la investigadora. Su personaje, totalmente alejado de la típica rubia tonta y bonita de todos los policiales, se va constituyendo de a poco en el eje de la narración. Flacucha con características andróginas y llena de piercings y tatuajes, evidenciando una personalidad oscura y cerrada, alejada de todas las convenciones sociales y con una infancia complicada, se va abriendo paso con contundencia en la consideración del espectador.

La chica del dragón tatuado estimula a iniciar o retomar la lectura de los tomos de Larsson, buscando conocer más acerca del destino de los personajes y del desarrollo de la historia en los dos capítulos restantes de la trilogía Millennium.
 

  

 

Ficha Artística / Técnica:

Título original: The Girl With The Dragon Tattoo
En Argentina: "La chica del dragón tatuado"
En España: "Los hombres que no amaban a las mujeres"
Año: 2011
Origen: Estados Unidos
Director: David Fincher
Actores: Daniel Craig, Rooney Mara, Christopher Plummer, Stellan Skarsgård, Robin Wright Penn, Steven Berkoff, Yorick van Wageningen, Goran Visnjic, Geraldine James, Joely Richardson, Embeth Davidtz, Alan Dale, Inga Landgré, Mats Andersson, Eva Fritjofson, Donald Sumter, Elodie Yung, Ulf Friberg, Julian Sands
Guión: Steven Zaillian, basado en la novela de Stieg Larsson
Fotografía: Jeff Cronenweth
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
Productora: Columbia Pictures, Scott Rudin Productions y Yellow Bird Films
Género: Drama. Suspenso
Duración: 158 min.
Fechas de estreno: 19 de enero de 2012 en Buenos Aires