Buscar

cine » nota

| Publicado el 17 de noviembre de 2010 a las 04:10 hs.

Road July

En el cuarto día del Mar del Plata Film Fest, una road movie argentina narra una epifanía bien actuada, montada, con actuaciones brillantes y está incluída en la Competencia Nacional.

Desde Mar del Plata

Teresa Gatto

Road July es una road movie en la que la epifanía final, llega de la mano de un vínculo que se crea con sutileza, ternura, asombro y humor.

July ha quedado huérfana y su tía no puede seguir haciéndose cargo de ella en época de exámenes, para ello recurre a Santiago quien no la ha reconocido cuando nació hace diez años y jamás la ha visto. Él deberá llevarla hasta San Rafael, en dónde su abuela materna, la tendrá unos días.

Lo que el guión y la dirección de Gaspar Gómez trabajan de modo excelente es la creación de un vínculo que está repleto de secretos a voces pero que carece de golpes bajos, lugares comunes o la consabida anagnórisis en términos del gran descubrimiento. July, a quien da vida Federica Cafferata asombra por su organicidad (aclaramos que tiene diez años y la mitad de su vida ha estudiado teatro) el modo en que maneja los diálogos y su representación de una niñez que inocente per se, posee una intuición enorme para atar los cabos sueltos de su vida. Francisco Carrasco, en el papel de Santiago, su padre, logra momentos de gran intensidad desde lo mínimo, desde el lenguaje cotidiano, el rechazo a asumir una situación no aceptada en su momento cuyas aristas se le escaparán luego. Se suman a estos protagonistas Mirta Busnelli en el rol de la madre de Santiago que aporta la fuerza y humor necesarios para balancear el film entre lo íntimo e introspectivo y la vivacidad y el ímpetu. Del mismo modo, la presencia de Bettiana Blum, colabora con ese plus de la historia pasada de su hija muerta y su rol de abuela de July, jugando un papel tan fuerte como el de Busnelli. Y aquí Gómez acierta de nuevo, esas breves pero contundentes participaciones arman una constelación que permite inferir el pasado, el presente y destacan de modo eficaz la intimidad de este viaje de 180 km que dura más de la cuenta y en el que el desvencijado Citroën de Santiago será un personaje más que colabore y dispare ciertos núcleos narrativos.

La cámara de Gómez nos regala una película que se filmó en seis semanas en locaciones reales, los paisajes mendocinos y logra remarcar siempre la ligadura entre naturaleza y relación humana que son complementarios, ya que sin uno no se conformaría el otro, no sólo porque se trata de una road movie, sino porque esencialmente es en ese paisaje en el que la naturaleza es la única testigo de los avatares que modifican y generan el parentesco. Con grandes posibilidades de llevarse un premio, Road July fue aplaudida fervorosamente y sus protagonistas repitieron una historia conocida pero no menos interesante: filmar fuera de Buenos Aires es muy arduo, conseguir los avales, créditos y padrinazgos mucho más, pero Road July demuestra que cuando se quiere se puede. Y nosotros los Felicitamos calurosamente!

  

Ficha Artística/Técnica

Título original: Road July
Año: 2010
Origen: Argentina
Director: Gaspar Gómez
Intérpretes: Francisco Carrasco, Federica Cafferata, Verónica Nonni, Laura Morales Rúpolo, Mirta Busnelli y Bettiana Blum
Fotografía: Máximo Becci
Edición: Alberto Ponce
Diseño de Arte: Diego De Souza
Sonido: Jesica Suárez
Música: Maxi Amué
Producción: Juan Pablo Astié
Compañía Productora: Oeste Films, INCAA, Cooperativa de Trabajo 2001
Duración: 88'
 

Publicidad
Publicidad