Buscar

cine » nota

| Publicado el 25 de noviembre de 2014 a las 21:33 hs.

29ª MDQ Film Fest, Favula

Raúl Perrone sorprende otra vez, regresando al origen de la imagen e interviniéndola de una manera colosal.

Por Teresa Gatto

Para hablar de Favula hay que pensar en la yuxtaposición de imágenes e historias posibles de ser imaginadas, soñadas o viajadas. Favula es un viaje. El que quieras hacer. También es lo que las ganas que nos desea Perrone, nos permiten.

La limitación es propia, la película abierta. ¿La casa es pobre?, como dijo alguien del público o ¿está desgastada por el tiempo? ¿Son jóvenes? ¿Lo fueron? ¿Lo serán?. Es el pasado el que narra y también el presente o el futuro. Podemos imaginar un bosque que coexista con las ruinas, el amor, el deso o la nada.

Podemos ver la película de Perrone y tratar de que esa extrañeza de los rostros atemporales y la naturaleza estallada nos deje libres aunque sea por el tiempo que en cada fragmento se añade, yuxtapone y adhiere a la retina como las imágenes habilmente intervenidas de un director que en Favula parece adentrarse en algo más que Ituzaingó. Con silencios que se agradecen y un panidioma que nos persigue.

 

FICHA TÉCNICA

Guión y Dirección: Raúl Perrone 
Fotografía y Sonido: Raúl Perrone, Hernán Soma 
Música: Dj Negro Dub, Che Cumbe, Sebastián Wesman 
Producción: Pablo Ratto 
Cia. Productora: Les Envies Que Je Te Desire, Trivial Media 
Intérpretes: Lucía Ozan, Nix Noise, Alelí Sueldo, Sara Navarro, Sergio Boggio

SINOPSIS

“Un bosque - selva - encantado. Bello - peligroso - sensual. Una mujer - su marido. Un joven - una adolescente. (Parecen hermanos). Otra adolescente que llega. Un hombre - en el bosque - selva. Dos hombres más - (de otro momento). Tiros - corridas - un escape. Una cascada - lluvia - tormenta. Fuego - tiros - amor - pasión - muerte”. Tal como la descripción del propio Perrone, su nuevo film Favula aborda un universo terrenal de manera fragmentaria y enigmática, sin obedecer a ningún otro dictado que al de aquella musa propia que insiste en seguir definiendo las maneras de pensar al cine independiente. Más apegado a la exploración plástica de las posibilidades de la imagen digital que a un tendido narrativo convencional, Perrone se abre paso por la jungla de Favula a fuerza de una estructura que se asemeja al flujo de conciencia de los grandes poetas, en una película que se pone a la altura de la poesía en su estado más crudo e indomable.

DIRECTOR

Raúl Perrone, nacido en Ituzaingó, Provincia de Buenos Aires, ha trabajado en todos los formatos, siempre de manera independiente. Fundó el Primer Festival de Cine Hecho con Cámara de Fotos y dirige el Festival Internacional de Cine de Ituzaingó. Entre muchas otras películas, dirigió Graciadió (1997), La mecha (2003), Canadá (2006) y P3nd3jo5 (2013).

Publicidad