Buscar

cine » nota

| Publicado el 22 de junio de 2011 a las 13:40 hs.

Conversamos con Roberto Ángel Gómez

El director de "Alfredo Li Gotti. Una pasión cinéfila" nos cuenta acerca de la experiencia de su primer largometraje.

Hace unos días comentamos los detalles del estreno de "Alfredo Li Gotti. Una pasión cinéfila", el primer largometraje de Roberto Ángel Gómez.

 El próximo Viernes 24 de junio a las 21:30 habrá una función especial con la presencia de Alfredo Li Gotti y del director en Buenos Aires Mon Amour Cineclub de San Telmo.
Reservas: http://www.cineclubmonamour.com 

También podrá verse la película en MALBA Cine (Avda. Figuero Alcorta 3415 Ciudad de Buenos Aires) el domingos 26 de junio y el 3 de julio, a las 18:00. 

Las proyecciones continuarán durante el mes de Julio en Buenos Aires Mon Amour Cineclub de San Telmo en días y horarios a confirmar.

 

Puesta en Escena: -¿Qué pensás que te dejó la experiencia de haber realizado este film? 

Roberto Ángel Gómez: -Realmente fue una experiencia sumamente enriquecedora, no sólo porque se trata de mi primer largometraje, sino además, por las condiciones de todo el proceso de producción, ya que diversas circunstancias determinaron que la película fuese absolutamente independiente. Intenté desde un principio conseguir créditos o subsidios que me permitieran realizar el documental con recursos suficientes, algo que no me resultó posible, no obstante, siempre sentí la fuerte convicción de que el proyecto no iba a quedar trunco o abandonado en un cajón, sabía que de algún modo, tarde o temprano lo concretaría.
Afortunadamente, pude contar con un pequeño equipo de trabajo que se entusiasmó tanto como yo con la idea de filmar el documental, condición siempre necesaria, pero más aún, tratándose de cine independiente. Cada uno aportó lo suyo de la mejor manera en cada una de las etapas de producción, pero fue fundamental el trabajo de Emiliano Penelas en fotografía y cámara y de Christian Stauffacher en edición.
Aprendí mucho, tanto de aciertos como de errores, trabajar en estas condiciones tiene grandes desventajas y algunas ventajas. A la luz de los resultados y del recorrido que está haciendo la película el saldo es muy satisfactorio, pero me gustaría desarrollar un proyecto futuro con mayores recursos.
 
P.E.: -¿Cuál es el mayor disparador, en tu caso , para decidir filmar?
 
R.A.G.: -Siempre tuve la necesidad de expresar creativamente ideas, sentimientos, sensaciones... y una gran curiosidad, que por suerte me acompaña desde que tengo memoria. Estudié durante varios años Bellas Artes, antes de ingresar a la carrera de Diseño de Imagen y Sonido de la UBA.
En el caso específico del cine, para mí el mayor disparador o motivador es el deseo... es el verdadero motor que te lleva a contar una historia, a hablar sobre determinados temas, a descubrir un ser humano que vale la pena develar, como sucede con Alfredo Li Gotti.
 
P.E.:  -¿Cómo elegir? ¿Qué privilegiar: la historia, los actores, el modo de producir?
 
R.A.G.: - Mi experiencia no es tan rica como para opinar de manera muy calificada. Realicé solamente cortos de ficción, de todas formas, más allá de géneros o modos de producción, a mi manera de ver lo más importante es la historia: qué se cuenta y por supuesto, cómo se cuenta. Obviamente, no estamos hablando de ciencias exactas, se han hecho grandes películas privilegiando cualquiera de las variables.
 
P.E.:  -De todos los elementos que intervienen en la realización de un largometraje, en la actualidad ¿cuál pensás que es el más problemático al momento de encarar su realización?
 
R.A.G.: - En primera instancia, lo más problemático es poder acceder a recursos financieros y técnicos que posibiliten realizar una producción de manera profesional. Y en segundo término, creo que hay que planificar anticipadamente estrategias de difusión y exhibición de la película. 
 
P.E.:  -Como docente, ¿cómo ves a la actual generación de estudiantes de la carrera? ¿cuáles te parece que son sus expectativas?
 
R.A.G.: - Bueno, hace un tiempo anduvo circulando una estadística que daba cuenta que en nuestro país hay más estudiantes de cine que en toda la Unión Europea. Como fenómeno es algo realmente sorprendente y complejo de analizar. Es indudable que todo lo vinculado con el campo audiovisual se ha convertido en una suerte de moda. En distintas épocas determinadas carreras han tenido sus estallidos, vaya como ejemplo, el boom del diseño gráfico o de indumentaria a principios de los '90.
Por las dudas lo aclaro, estoy a favor de la enseñanza pública, libre y gratuita, cada uno tiene derecho a estudiar lo que quiere. Pero justo es decirlo, esta masividad de estudiantes de cine, no sólo en la educación pública, sino también en la privada, lleva a que a veces te encuentres con alumnos que no tienen el sustento de una formación previa, ni siquiera, básica. En estos casos las expectativas pueden ser desmedidas.
Por otro lado, muchos estudiantes de esta nueva generación tienen un rigor y un talento notable, lo que indudablemente redundará en un cine argentino de gran nivel artístico en un futuro no muy lejano.
 
P.E.:  -Como sigue tu actividad ¿ideas, proyectos, deseos?
 
R.A.G.: - En lo inmediato seguiré trabajando de docente e investigador y acompañando la película donde me lleve: proyecciones, muestras, festivales... a propósito, acaban de invitarnos a participar del 8º Festival Piriápolis de Película, que se realizará en agosto. 
Tengo un par de ideas para filmar, seguramente una de ellas se convertirá en mi próximo proyecto audiovisual. Mi mayor aspiración es producirla con mejores recursos que "Alfredo Li Gotti. Una pasión cinéfila", no me arrepiento en absoluto de haber realizado el documental de la manera en que lo hice, todo lo contrario. Simplemente, quisiera acceder a otras formas de producción, y si no se da... insistiremos con la alternativa independiente, con la ventaja y la esperanza de capitalizar algunos tropezones.
 
 

Biofilmografía 
 
Roberto Ángel Gómez nació en Lanús, provincia de Buenos Aires.
Es egresado de la carrera de Diseño de Imagen y Sonido de la Universidad de Buenos Aires, donde trabaja como docente desde hace más de diez años y actualmente se desempeña como investigador.
Graduado en las Escuelas Nacionales Bellas Artes “Manuel Belgrano” y “Prilidiano Pueyrredón” de la Ciudad de Buenos Aires, en la especialidad de Pintura.
Fue coordinador y supervisor en la producción y realización de documentales, institucionales y spots publicitarios para ONGs de Bien Público.
Dirigió varios cortometrajes documentales, de ficción y experimentales.
Alfredo Li Gotti. Una pasión cinéfila (2010),que produjo y dirigió de manera independiente, es su primer largometraje documental.
En la actualidad trabaja en la investigación de su próximo documental.

 
Publicidad