Buscar

cine » nota

| Publicado el 16 de julio de 2011 a las 00:15 hs.

Harry Potter y Las Reliquias de la muerte parte II y The End

La batalla por la recuperación de los horrocruxes ha llegado, al ganador sólo lo conocen los lectores fervientes de Rowling y los que se acerquen al cine a ver el final de la historia del niño mago más taquillero del cine.

Por Teresa Gatto

Seguir las experiencias del mago niño, huérfano y desdeñado por sus pacatos tíos muggles ha sido tarea de niños y grandes. De niños porque la magia siempre ha sido su privilegio y de grandes porque los padres que veíamos a nuestros hijos, hoy de 20 años, no poder dejar de leer, sentimos curiosidad por saber qué leían nuestros pibes y caímos atrapados por la magia.

El éxito fue tan rotundo que no podía no ser un film y como había una saga no podía no ser una saga de films.

Lo inteligente, lo verdaderamente inteligente ha sido ponerle magia a un mundo que la ha perdido hace rato, hacer de cada edición o avant premiere una ocasión única y no perder de vista que sus seguidores, adolescentes en su gran mayoría o niños entrando a la pubertad, se veían reflejados en ese ser flacucho, desgarbado y miope que con su estigma en la frente debía enfrentar a la suma de todos los males. Sumando a este héroe todos los condimentos que la imaginación de J.R.Rowling le puso a cada edición que era cada vez más opulenta en páginas. Entones ver la estación de King?s Cross y entrar por la plataforma 9 y 3 cuartos, comerse una gragea Bertie Bott?s  o usar una capa que te volviera  invisible, se convirtió en una necesidad que debía sí o sí devenir en imagen.

Pero había algo más, y el retrato del crecimiento, los cambios, las hermandades, las traiciones y la noción del bien y el mal en código mágico fueron poblando un mundo en el que el castillo del Hogwarts era un sitio donde todos querían desayunar alguna vez.

Llegó el fin y un dejo de tristeza que tiene más que ver con infancia lejana que con nostalgia del héroe se apoderó de todos los que en el cine se despidieron de su mago preferido.

La historia se ha cerrado, la batalla final entre el ejército formado por Dumbledore  y La Orden del Fénix, contra un devastador escuadrón de mortífagos  será decisiva, la niebla espesa de los dementores que custodian el colegio debe ser disipada. La dirección de David Yates  demostró en esta última entrega que fue un acierto hacerla en dos partes, no sólo por las cuestiones de mercado que ya conocemos de sobra sino porque este segmento final pone toda la carne al asador que es lo que un final necesita para ser un cierre verdadero. Un guión bien adaptado, efectos especiales y música acorde a esa batalla  que supone recobrar las reliquias de la muerte  de las manos de ?quien ya tú sabes?

Lord Voldemort y Harry ya no pueden escapar a su encuentro. Habrá homenaje a todos aquellos que formaron parte de de esta historia que comenzó y terminará con la misma profecía: Neither can live while the other survives.*

Consejo: si no ha visto Las Reliquias de la muerte parte 1, hágalo antes de concurrir a su cine favorito.

 

* (Ninguno de los dos podrá vivir mientras siga el otro con vida) 


Ficha Artística / Técnica:

Título original: Harry Potter and the Deathly Hallows: Part II 
Año: 2011
Origen: Reino Unido
Director: David Yates 
Actores:  Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Alan Rickman, Ralph Fiennes, Helena Bonham Carter, Michael Gambon, John Hurt, Julie Walters, Kelly MacDonald, David Thewlis, Jason Isaacs, Timothy Spall, Rhys Ifans, Ciarán Hinds, Tom Felton, Emma Thompson 
Guión: Steve Kloves (Novela: J.K. Rowling) 
Música: Alexandre Desplat
 Productora: Warner Bros. Pictures / Heyday Films
 Género: Fantástico. Drama
Duración: 130 min.
Fechas de estreno: 14 de julio de 2011