Buscar

música » nota

| Publicado el 08 de febrero de 2012 a las 23:04 hs.

Hasta siempre, flaco

El vacío que deja la ausencia física del maestro Luis Alberto Spinetta jamás será llenado


Un grande se ha marchado. No era un artista cualquiera. Era un artista comprometido con su tiempo. Demandaría muchas palabras enumerar cada una de las causas justas con las que el flaco se comprometió. A todas les puso el cuerpo, la palabra y el corazón. Su ausencia ya despertó innumerables muestras de congoja y el tiempo que coloca cada cosa en su lugar redimensionará la estatura artística, intelectual y moral de este argentino notable.