Buscar

música » nota

| Publicado el 21 de noviembre de 2013 a las 02:27 hs.

Canción de cine

Gran espectáculo en el que Francisco Pesqueira se luce cantando con la invaluable compañía de Ramito Pettina en el piano y la Dirección de Carlo Argento en el tiempo de las películas, el único tiempo eterno.

Por Teresa Gatto

“Un ángel cuida tu guarida, tu canción”
Charly García

¿Qué tiene de malo hacer de algo una cuestión personal? No hay nada que no lo sea. Por eso en este recorrido recordaré esos días de verano en los que la casa de mi abuela se vestía de cine. Amparadas en las frágiles aspas de un ventilador, las dos, en cada extremo de la vida conciliábamos esa casi imposible situación: coincidir. Ahora vienen hasta mí los recuerdos de esos tiempos en que era menos mala que hoy y me aprovechaba de su desmemoria y entonces cuando ella preguntaba ¿Hoy está “Grandes Valores del Tango”? yo le respondía con la superioridad de quién escuchaba rock sinfónico “no abuelita, estuvo ayer”. Pero esa engañifa no podía repetirse cada semana y justamente por eso es que aquel domingo en que fui al espectáculo de Francisco Pesqueira sentí que algo de la  abuela regresaba, que algo de mí regresaba porque no hay nadie, absolutamente nadie que no se haya identificado por una u otra razón con Canción de Cine.

Pero, a ver ¿se acuerda querido lector de Argentina Sono Film? ¿Es muy joven? Bien, en este momento me encuentro en un Festival de Cine. ¡Qué Festival se haría Pesqueira y Cía. aquí! ¿Cómo no se le ocurrió a nadie? En cada film un episodio de Sucesos Argentinos y una canción dulcemente afinada por él.

Pero me voy de tema. El primer film sonoro, Tango, contó con la voz de “la Ñata Gaucha” Azucena Maizani, corría 1933 y esa fue la primera película con sonido óptico. Azucena revive en la voz de Pesqueira. Pero usted no crea, no vaya a creer que todo es tan lineal y previsible porque en el espectáculo se alternan esos tangos con la música de Tango Feroz  y uno casi puede tocar a Tanguito, sí, el pibe, porque se fue de pibe, José Alberto Iglesias, señero del rock nacional, cuyo film interpretado por Fernán Mirás impuso ese tema que rezaba que “el amor es más fuerte” y aunque sea por ese rato todos nos lo creímos.

El completísimo hecho teatral/musical, cuenta además con videos que la memoria agradece, no importa si usted era el fan de un señor llamado Leo Dan o si todavía llora la muerte del gran Leonardo Favio, porque todo está allí. Y Serrat lo usa de médium al cantor para contarnos lo que importan “aquellas pequeñas cosas” y Graciela Borges le da voz  a un segmento y el cine se pone de pie otra vez y Lolita Torres, la que no se dejaba besar aparece y uno evoca. De eso se trata, de evocar, de sentir que un cinéfilo consumado como este cantor, le rinde tributo a todas y cada una de las películas nuestras que lo marcaron. Que nos marcaron.

Y entonces la Coca Sarli se entrevera con Lejana Tierra Mía, porque ella se bañó en todas las aguas de este bendito suelo y Mignogna nos dejó antes de tiempo pero siempre tuvo un milagroso gusto para elegir las bandas sonoras de sus films y en Canción de Cine están para que el recuerdo sea menos doloroso y el homenaje más real.

Y Palabras para Julia, tema de Kamchatka nos devuelve esa emoción que hoy tiene Justicia.  Pero Tita Merello no se ha ido y ya no importa lo que “Se dice de mí” pero si cantarlo con el cantor. Y Niní Marshall nos guiña un ojo como en Carmen y la sonrisa aflora y la emoción está ahí, siempre ahí.

Usted disculpe que yo haga esto tan pero tan personal pero al trío Pesqueira, Pettina, Argento le debo una tarde en la que la abuela Adelina regresó, confesé mi pasado heavy metal y corrí todo mi rímel sin un solo cuento, nada más ni nada menos que con canciones.

Ya se acaba, quedan sólo dos funciones pero no me pida que le cuente más porque lo estaría traicionando, porque adelantar emociones es traicionar al espectador, restarle expectativa, robarle la ilusión. Esto es como un cuento, usted no debe saber todo, usted debe disfrutar de ir descubriéndolo todo.

¡Ah! Disculpas por la casi omisión. Técnica impecable, un piano que acaricia, sonido de excelencia, dirección milimétrica, videos de enorme calidad. Ya está. Usted ahora sabe lo que debe saber, el resto…
 


Autores: Carlo Argento, Francisco Pesqueira, Ramiro Pettina
Intérprete: Francisco Pesqueira
Músico: Ramiro Pettina
Espacio escénico: Soledad Arabito
Diseño de luces: Carlo Argento
Multimedia: Nikolai Proaño
Operación de luces:Patricio Bacigalupo
Operación de sonido:Anahí Frías
Operación de video: Anahí Frías
Fotografía: Silvina Macri
Diseño gráfico: Patricio Azor
Entrenamiento vocal: Alejandra Cánepa
Prensa: Carolina Alfonso
Producción ejecutiva: Andrea Widerker
Supervisión técnica: José "Poty" Frías
Dirección: Carlo Argento

Funciones: domingos a las 19 (hasta el 01/12/2013)

Teatro El Búho
Tacuarí 215, (mapa) Ciudad de Buenos Aires
Tel.: 4342-0885