Buscar

música » nota

| Publicado el 19 de junio de 2014 a las 17:53 hs.

Tocar palabras-escribir sonidos. Sánchez x Sánchez.

Música y literatura en la presentación de Solos de Remington, de Néstor Sánchez. Claudio Sánchez (teclados), Alfredo Slavutzky (percusión) y Leo Abal (bajo).

Por Silvana López

"Tiré de la hoja, quince bollos (uno muy próximo a la valija) pasé otra hoja por el rodillo, escribí un nuevo nombre de pila seco, solo, una rama, con minúscula, sin dos puntos, di dos espacios, después otro espacio más, escribí con todos los dedos, en una ráfaga, después de apretar en forma si se quiere arbitraria la tecla de mayúsculas: LA EXISTENCIA ESTA EN OTRA PARTE, me quedé leyéndolo.Después el flautista traversero para clarinete,el semivestíbulo con doble llave, la ansiedad básica: después de un párrafo rematado en un infinito sin pena ni gloria, otro poema breve, tres poemas automáticos en papel monifold color amarillo, inciertos, prósicos, una prosa de cámara sin puntos ni comas ni dos puntos ni guiones ni paréntesis, supuestamente aleatorios, post."

Solos de Remington. Néstor Sánchez

Desde hace un par de años, la editorial La Comarca libros se dedica a la recuperación y revalorización de la obra y vida de Néstor Sánchez. Claudio Sánchez, hijo del escritor, con el apoyo de su familia, lleva adelante este magnífico proyecto. En 2013, publicaron el primer libro, Ojo de rapiña, una reunión de ensayos de Néstor, algunos inéditos y otros escritos para revistas de Argentina y Latinoamérica, donde se pueden leer sus reflexiones en torno a la literatura, a los escritores, a la lectura y a la escritura y a sus relaciones con la música y con otras artes.

El viernes 6 de Junio, se presentó Solos de Remington en la librería Crackup. La presentación estuvo a cargo de Claudio Sánchez (teclados), Alfredo Slavutzky (percusión) y Leo Abal (bajo), quienes con su música celebraron la letra, el ritmo y el tono del escritor de Nosotros dos, Siberia Blues, El amor, los orsinis y la muerte, La condición efímera, entre otros.

La intención (musical) de Claudio y sus amigos es cruzar los caminos de la palabra con lo musical, se trata de tocar palabras - escribir sonidos. Cuenta Claudio Sánchez: “mi padre hizo música con su remington, nosotros intentamos tocar las palabras con nuestros instrumentos. Junto a Alfredo Slavutzky y Leo Abal como músico invitado, logramos cuatro espacios musicales (así llamamos a las improvisaciones) donde cada uno intenta conectarse con el otro desde la sensación única de estar creando un puente entre nosotros, siempre diferente y sorprendente. Estos espacios musicales (que para los demás pueden ser canciones o músicas) no tienen nombre ni tiempo ya que se construyen en el momento y cada uno viaja al lugar íntimo que desea en ese momento. Creo, que estamos experimentando algo parecido al ritual que Néstor Sánchez tanto disfrutó, el ir a la página en blanco desde su remington”.

Entre las improvisaciones, Claudio señaló la importancia de Solos de Remington en la obra de Néstor Sánchez. Escrito en 1963, es un texto íntimo, incluso secreto (un texto negado por el escritor) en el que se encuentra in nuce su proyecto o programa literario. Los motivos temáticos recurrentes (como la ventana), su relación estrecha con la música, su admiración por Pavese, se dan cita en ese texto; luego, Liliana Heer comentó que la actitud de Sánchez se asemeja a la de James Joyce con Giacomo, publicado póstumamente, que se considera el texto programático del Ulyses.

Al finalizar, los amigos y lectores de Néstor Sánchez, entre ellos Laura Valenzuela, Mariano Fiszman, Osvaldo Baigorria, festejaron la presentación con una copa de vino mientras, Julieta Sánchez, nieta del escritor, hizo entrega de un trabajo de su autoría, la intervención de un fragmento de Nosotros dos. Luego, María Neder anunció que está trabajando con un equipo de músicos en el proyecto de convertir la escritura de Sánchez en música, y Silvana López invitó a los presentes a las Jornadas Néstor Sánchez/Jorge Di Paola que se realizarán en octubre de 2014, en el Malba y la Biblioteca Nacional.

Néstor Sánchez nunca estará de moda, señala Hugo Savino en la contratapa de Solos de Remington, pero su escritura siempre será una irrupción que seguirá modificando la lengua. Los lectores, La Comarca libros y los Sánchez, una familia de artistas, son los protectores de esa música, de esa palabra literaria.

http://www.nestorsanchezescritor.com/

Claudio Sánchez:  Teclados
Alfredo Slavutzky: Percusión
Leo Abal: Bajo

Evento se realizó el día 6 de junio en Librería Crack Up - Costa Rica 4767 CABA - Tel: 11 4831-3502
http://www.crackup.com.ar/