Buscar

música » nota

| Publicado el 14 de septiembre de 2014 a las 22:42 hs.

Dino Saluzzi y el tiempo que se fuga en lo sublime

El jueves 11 de setiembre pasado, Dino Saluzzi regresó para brindar un show impecable en Café Vinilo junto a su quinteto de eximios instrumentistas

Por Teresa Gatto

No lo había vuelto a ver y a deleitarme desde su concierto en el Teatro La Comedia, hace un par de años: puro talento y brillo

Ansiaba recuperar esas raices que Saluzzi transmite haga lo que haga. Fusione como fusione. Y nos lo regaló. Un show de dos entradas sólidas y por sobre todo disfrutables desde las mesas y en el escenario, fueron parte del tiempo que se fuga cuando logramos sumergirnos en ese vendaval de notas y escalas.

Y si bien Saluzzi merodeó muchos géneros, tuvo la inmensa virtud de no quedarse anclado en ninguno y tomar de todos, el jazz, la fusión, el folclore y el tango una pizca de eso que le srivió para ser Saluzzi, el que no se parace a nadie. El salteño simpático y sabio que dice cosas maravillosas y profundas entre tema y tema y que nos impresiona porque las suelta como si mediara una empanada y un vino pero son cosechas de vida.

"Debería ser una condición fundamental no hablar y hacer" dice y ahí se larga un carnavalito saluzziano porque nada le impide que un saxo o una guitarra eléctrica formen parte de la experiencia. Como tampoco cierto toque de percusión que va desde las escobillas al bombo.

Saluzzi es un Maestro que debemos honrar porque está entre nosotros y porque no sé si le importa la gloria, pero la pucha, ya la tiene y ¡hay que demostrársela aplaudiendo!

Dino Saluzzi y su quinteto: Felix ¨Cuchara¨Saluzzi (Saxo tenor y clarinete), José Maria Saluzzi (Guitarras), Matias Saluzzi (Bajo Electrico), Quintino Cinalli (Bateria) y Jorge Savalon (Percusión)

Café Vinilo
Gorriti 3780, Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel. 4866-6510