Buscar

música » nota

| Publicado el 14 de abril de 2011 a las 01:43 hs.

Jerónimo Saer de regreso, talleres para niños y música para todos

Conversamos con el artsita franco-argentino. Se presentará en Rosario (Santa Fe) y Córdoba Capital brindando sus talleres para niños que nunca se acercaron a la música y brindando conciertos interculturales con músicos parisinos y locales.

Por Teresa Gatto 

El músico franco-argentino está aquí para renovar su experiencia del año 2009 y 2010. Ha tocado con los grandes y si bien sus inicios son el Hip Hop Jerónimo mezcla, se mezcla y por sobre todo re descube a cada instante el valor de la música en términos simbólicos y de intercambio cultural y de lenguaje universal. Sus experiencias en Córdoba 2010, mixturándose con músicos locales y dando talleres musicales para que niños de barrios carenciados e integrantes de pueblos originarios experimenten la maravilla de emitir sonidos con instrumentos  convencionales y no convencionales dio enormes frutos. Jerónimo regresó a estas tierras que son las suyas por herencia cultural para presentarse en Rosario y Córdoba, entre el 15 y el 28 de abril, en un logrado intento de aunar interculturalidad en un lenguaje universal, el de la música.

Puesta en escena conversó con él para llevar a nuestros lectores la difusión de un músico de excelencia que también es capaz de guionar, producir e intentar todos los caminos posibles para que el planeta sea una sólo lugar, porque como el mismo define, encontrar las raíces no significa dejar de ser ciudadano del mundo.

Puesta en Escena -Sabemos que hay una ligazón enorme entre tus raíces y Argentina pero ¿cómo comienza la experiencia multicultural?

Jerónimo Saer -Hice una gira en 2009 para Alianza Francesa y el año pasado hice la gira en varias ciudades de Argentina y Uruguay y la propuesta era hacer un proyecto intercultural con músicos diversos y con esa gira descubrí Mendoza y Córdoba y en cada lugar la experiencia fue en términos  musicales con la gente.

El año pasado monte una Asociación Globo-Music cuya  propuesta es hacer conciertos interculturales y talleres musicales  con niños, además de  llevar la música con ruidos y sonidos. Llevo conmigo  una valija llena de instrumentos no convencionales. Cuando busco un instrumento estoy tratando de explorar una zona indeterminada pero posible en relación a lo sonidos. Y todo eso le estuvimos contándo a la gente con la Asociación Globo Music y junto a la Alianza Francesa, regresamos a Paris y nos pusimos a fondo con eso y estoy terminando también un guión de cine pero para eso todavía faltan ajustar algunas cuestiones, aunque estamos avanzados.

P.E -¿Por qué Córdoba?

 J.S. -Porque hay una movida musical importante allí también. En Córdoba encontré una movida increíble, tocan tres veces por noche, se mezclan y también allí hallé una primera oportunidad con la Secretaría de Cultura de Córdoba que nos ayudó a empezar a poner un pié y a desarrollar este proyecto en la provincia  para hacer algo en la Ciudad de las Artes y entonces decidí volver un mes o dos para hacer cosas.

Pensamos en la idea de realizar el proyecto. Así  se hizo durante el 2009 luego se agregó la Alianza y algunas ayudas más y pudimos montarlo. Así comenzó la cosa…una primera oportunidad concretada y ahora regreso a continuar lo que comenzamos.

P.E. -¿Sentís empatía aquí cuando estás trabajando? no quiero tratarte como extranjero porque no lo sos, pero bueno hay una crianza en Francia que no puedo obviar.

J.S. -Si, algo me ata aquí por mi origen, mi padre, mi familia (Jerónimo es hijo de Juan José Saer, uno de los más notables narradores argentinos de la segunda mitad del Siglo XX) mi historia. Llegué solo en 2002 y luego puse un pié profesional  además del personal y eso me abrió puertas y me permitió realizar un sueño y desarrollarlo. Yo deseaba hacer algo más así que  agregué los talleres. La música es universal en Londres, París  o aquí y hay algo que se da, nos sentamos juntos y el diálogo comienza enseguida. Aquí hay algo especial, por eso los proyectos de mi Asociación, porque hay dos partes: un Jerónimo Saer que avanzaba, la Asociación que monté pero ahora luego en esa primera experiencia  confirmé la importancia que tiene para mi hacer esto, pasar de la teoría a la práctica y en esta segunda etapa sé hasta dónde quiero ir, quiero ir muy lejos pensaba, voy a tener tiempo y cuando el proyecto se afinó e hice el primer  taller con niños en Paris tenía más miedo que en un concierto… pero salí de allí y fue maravilloso y aquí los talleres fueron increíbles porque aquí  hay algo muy fuerte aunque Globo Music quiero hacerlo en todo el mundo… yo hice que comience aquí, América Latina es increíble.

P.E. -¿Hablamos de conciencia de la región? Nosotros los argentinos mirábamos a Europa como viejos recalcitrantes del siglo XIX y por qué no decirlo del XX. Ahora hay otra concepción de región, pero también, está la arista social de esto, dar algo de arte, mostrar un instrumento de trasformación.

J.S. -Yo empecé los talleres con la Asociación. Cada vez que los instrumento salgo de ahí habiendo aprendido más cosas que ellos, lo humano es  increíble, en París fue muy fuerte con los niños y aquí la primera escuela que hice era de música y me asustaba porque llevaba música a gente que no sabe y fue maravilloso y los niños estaban encantados, lo más fuerte es que no hay que preguntar si les gustó o no, se nota, lo expresan, te saltan encima, te abrazan, hice 4 talleres, en un asentamiento de emergencia y en otros barrios carenciados y con Pueblos Originarios y fue increíble, cada ocasión era distinta  y me decían vení a mi escuela y fueron experiencias únicas, en la Villa Urquiza de Córdoba fue increíble. Me marcó el descubrimiento de los instrumentos a través de esos niños y jóvenes y viví momentos muy fuertes en las escuelas y el intercambio fuerte entre ellos y yo, la idea era que iban a salir otros conciertos  pero prefería seguir yendo a las escuelas.

P.E. -¿Y el disco?

J.S. -Avanzó mucho y ya no está lejos, Javier Malosetti y Martinelli tocan en un tema y adelantamos mucho en la producción en los últimos tiempos, también concreté con un pianista cordobés, grabé sesiones Pedro Ferreyra y con otros sumamente geniales y con Gustavo Lorenzatti  que es un contrabajista notable y ya estoy bastante cerca, tengo todo, espero que en junio, verano de París invierno de Buenos Aires,  esté listo. Estoy contento porque ya tiene su toque argentino con Javier (Malosetti), Lorenzatti y Ferreyra.

P.E. -Malosetti, Lorenzatti - ¿Interculturalidad?

J.S. -Mi música es mezcla, se puede mezclar con cualquier música porque eso forma parte de mi propuesta, soy ciudadano del mundo. A mí siempre me encantó la pata argentina de mi familia, y al mismo tiempo decía que no me importaban las raíces, ni las banderas, me molestaba hablar de origen en cultura, buscar orígenes me parecía estúpido. Pero cuando llegue en 2002 un sopapo de origen me dio de plano en la cara y  comencé que sentir que sí, había venido a  buscar esas raíces, ya asimiladas, sigo siendo ciudadano del mundo.

P.E. -No anclarse en un ismo…

P.E. -Exacto, no hay que ser esquizofrénico. A veces  me siento culpable porque hoy nos mienten a la cara y al día siguiente lo sabemos porque la cuestión de los medios pone las verdades ante tus ojos y tenemos todo para hacer la revolución mundial, hoy se sabe todo cuando hay mentira pero a pesar de eso continuamos y muchas veces me siento culpable pero después tomo algo con mis amigos y me olvido. Ahora sé que cada uno hace también lo que puede hacer, soy músico, no soy político, tengo temas de fiesta, de borrachera, pero también tengo mis temas comprometidos.

P.E. -No se puede estar todo el  día metido en el maniquí…

J.S. -No, no se puede, los talleres son parte de ese despertar.

P.E. -Lo bueno de la mentira es que se cae rápido...

J.S. -Pero es cada vez más grande… igual todo el mundo lo ve pero pocos hacen algo.

P.E. -En países como los nuestros que son “emergentes”, al decir de las potencias, mucha gente fuera del sistema educativo es más maleable para ser engañada...

J.S. -Todos a veces lo somos, y también hay algo como en dos velocidades, por eso está bueno mezclar y mezclarse… Si avanzas en la vida y en la calle con miedo por supuesto que te van a caer encima, lo mejor es continuar trabajando en lo que uno cree.

 

Jerónimo Saer se presentará en:

Rosario  desde el 12 al 17 de abril  con sus  talleres sonoros y musicales con niños en La Granja de la Infancia y tocará el viernes 15 en el MACRO, Museo de arte Contemporáneo, con la instalacion video "La Camara" y con invitados rosarinos.

Museo Arte Contemporáneo: Estanislao López 2250 (Bv. Oroño y el Río Paraná) Rosario · 0341 480-4981/82

Santa FE: sábdo 23 de abril

Córdoba: Jueves 28 de abril. Ahí organiza con su Asociación GloboMusic una gran fiesta "Paris Toca Córdoba" en una sala de 1200 personas, el Studio Teatro, con artistas franceses Kid Loco y artistas cordobeses, musicales y también artistas plásticos.
Studio Theatre Córdoba: Rosario de Santa Fe 272 - Córdoba Capital - info@studionoche.com

 NO TE LO PIERDAS SI ANDAS POR ESAS BELLAS CIUDADES ARGENTINAS