Buscar

música » nota

| Publicado el 20 de junio de 2011 a las 14:58 hs.

Vincent Segal, en el Salón Dorado del Teatro Colón

Miércoles 22 de junio, única presentación del violonchelista francés con entrada libre y gratuita. Interpretará "Cello", suite para violonchelo, de su composición.

Miércoles 22 de junio, 18 hs.
Teatro Colón: Libertad 631, Salón Dorado, Ciudad de Buenos Aires
Informes:  4378 7100
Entrada: Libre y Gratuita

 

Vincent Segal

Un músico del siglo XXI: violonchelista virtuoso formado en la escuela "francesa" del conservatorio, supo sentir rápidamente que su generación derribaría las últimas fronteras geográficas y culturales. Unos años antes de la explosión de las llamadas "músicas del mundo" y la revolución de Internet, Vincent Segal se embarca en arriesgadas aventuras musicales con el ciudadano del mundo Nana Vasconcelos, con diversos artistas del graffiti del Bronx y con el rey del "bikutsi" camerunés Mama Ohandja. Ya como “contagiado con el virus” del riesgo, Vincent Segal no podrá dejar de experimentar, reunirse y aprender con los maestros de música más disímiles. Casi veinte años después, es sin lugar a dudas el único violonchelista convocado por la estrella del pop Mathieu Chédid, por el compositor de música premiado en los Oscar Alexandre Desplat, por el grupo de hip hop californiano Blackalicious y por la musa Laurie Anderson, al tiempo que conserva su lugar como solista en el IRCAM (Instituto de Investigación y Coordinación Acústica/Música) y con la London Synphonic Orchestra.

Cuando interpreta su propia música, Vincent Segal se inspira en sus numerosos viajes y experiencias. Inagotable, baila y hace bailar en todo el mundo. Tanto en reductos del "underground" y del jazz, como en algunas óperas y festivales de rock,  se ha mezclado hasta extasiarse con los cuerpos en movimiento.

Este evento se inscribe en el marco del Tandem París Buenos Aires-la plataforma cultural entrecruzada que hermana a las dos capitales- y es un homenaje a los lazos que unen de forma histórica el mundo literario francés y el argentino. Además es una manera de honrar la nominación de Buenos Aires como Capital mundial del Libro por la UNESCO.