Buscar

música » nota

| Publicado el 29 de septiembre de 2010 a las 00:58 hs.

Los Mojitos

Se presentan este sábado 2 de octubre, a las 23.00 hs. en Espacio Urbano y nos cuentan orígenes, influencias y transgresiones.

“Ya no quiero más canciones que hablen de las frustraciones de amores…”

                                                                                                                       L.M. 

Por Teresa Gatto

Eclécticos, con mixtura de géneros y con diversos y celebrados atropellos a las convenciones, Los Mojitos nacieron de la unión de músicos que venían de experiencias  varias  y hoy están conformados por Fer Cornejo en guitarra y cuatro, Richy Salguero en guitarra y tiple, Fabio “Poroto” Lacolla en bajo y coros, Natalia Galik en percusión y coros y Fernando Riou en coros y guiro. Unos días antes de su presentación en Espacio Urbano y luego de una gran performance en La Trastienda, Puesta en Escena conversó con dos de sus integrantes para saber más de estos singulares intérpretes que hacen boleros que no suben la glucosa, cumbias rupturistas y gozosas rumbas sin dominantes ni dominados.

- ¿Cómo nace Los Mojitos? Leí la historia de la hornalla pero…

Fer Mojito- Los Mojitos nace como una banda de amigos, yo (Fer Mojito) tenía un puñado de canciones y Richy (guitarra) y Freddy (ex contrabajo) me propusieron juntarnos para armar y tocar esos temas, por puro placer. En ese momento ensayábamos en la casa del contrabajista, en Villa del Parque y era un departamento de un ambiente, apenas separado el sector dormitorio por una especie de armario; nosotros entonces quedábamos del lado del comedor-cocina, pegados a las hornallas. Así empezamos. La mayoría de esas canciones son las que hoy forman parte de nuestro primer disco.

Fabio Lacolla- Igual el mito, a la larga, se termina ficcionando. No es que hicimos un casting de hornallas para fundar el grupo… era lo que había.

 - ¿Experiencias musicales previas? Devenires que le dicen.

F.M.- Yo vengo del palo del punk melódico,  formé varias bandas de ese género, siempre con canciones propias y  cantando con la guitarra colgada. En mi caso lo que me arrastró a otros géneros fue la búsqueda en la composición  ya que siempre escuché y disfruté de otros estilos y priorizo la canción y la impronta que el autor le otorga a la forma o el tiempo en que está tocada.  Por supuesto que sigo manteniendo ese espíritu rockero que me fascinó cuando descubrí el punk y creo que eso pasa por la actitud en que uno hace y se toma las cosas  y no en si la guitarra es eléctrica o acústica.

 F.L.- En mi caso venía de editar un disco solista “Trapos al sol” y de armar una banda para presentarlo y salir de gira, etc. Pero la verdad es que me fui dando cuenta que necesitaba estar un poco más atrás del escenario para que básicamente otro componga las canciones y las cante. Es uno el que tiene que elegir las presiones y no al revés.

 - ¿Qué Géneros? Ya que es evidente que hay varias vertientes. ¿Qué influencias? ¿Y en  torno de las letras? No son las que el bolero edulcorado nos tiene acostumbrados. En las letras se perciben reflexiones distintas.

F.M.- Tenemos muchas influencias, en lo personal y en lo grupal también. Pero debo aclarar que en mi caso las influencias no me dictan lo que debo hacer a la hora de tocar o componer,  personalmente escucho y admiro (en ese orden) a artistas como Francisco Bochatón; Los Planetas; Daniel Johnston; Los Panchos,; El Otro Yo; Ramones; Los Tigres del Norte; Artic Monkeys; etc. Creo que más que influenciarme me inspiran y es que son todos artistas que dejan su marca en cada cosa que hacen. Por eso las letras de nuestras canciones varían según el ánimo y lo que en ese momento estamos tratando de contar y sin dudas lo que intentamos promover es que nos escuchen!

F.L.- Los géneros que el músico recorre son circulares y acompañan la propia evolución como músico, pero eso en la vida de un músico hay rock cuando querés hacer catarsis, soul cuando te querés levantar a alguien, trova cuando te me metieron una patada en el culo, punk cuando no querés dejar de ser adolescente, reggae cuando empezás a fumar y música tecno para sobre excitar la vida sub devaulada. Pero también hay un momento que recuperás la memoria de los primeros discos, las primeras canciones y ahí aparece, para muchos, el tango, el folklore, las cumbias  y los boleros. En ese sentido Los Mojitos somos un memo tour para los grandes y una promesa incumplible para los más jóvenes.  

- Hay una resonancia nueva, distinta, rupturista, eso de “Ya no quiero más canciones que hablen de las frustraciones de amores” es auspicioso, el bolero estaba como enclavado en “te extraño” “no sé tú”, acá escucho “busco dicha no amargura”, aunque hay también algo nostálgico en “tu cuerpo se esconde en el fondo del vaso de licor” pero el tono es otro y me parece una decisión, no algo azaroso. Hay transgresiones a todos los géneros.

F.M- Sí, creo que hay transgresiones a todos los géneros y no es casual.  Y es que al transgredir los géneros a través de las letras podés darte el lujo de decir lo que quieras sin ningún tipo de encasillamientos o ataduras. Eso es fundamental para un artista que tiene que decir lo que ve y lo que piensa de eso que está viendo a través de una obra. Y para tal efecto tiene que valerse de todos los recursos que tenga en mente. Creo que a la hora de componer una canción el “género” sirve como plataforma pero, de ahí en más hay que despegar en un viaje donde todo vale. Para nosotros son muy importantes las letras y creo que eso se refleja en la gente, sentimos que podemos decir lo que querramos porque lo estamos diciendo de verdad y eso el público lo respeta. Fijate que cuando Ricky Martin sacó el tema “María” mucha gente se escandalizó porque podía ser una alegoría a la cocaína, sin embargo nadie se alarma cuando el Indio Solari dice “y rasco la alfombra por su amor”.

 F.L.- Ayer me dijo mi psicólogo que la desprolijidad es un alivio para el super yo. 

 - ¿Cómo ven el contexto de producción y recepción de la música en Argentina?

F.L.- “Terible” como dice Robert Cox. Las industrias culturales se comieron al disco y al artista por eso se la pasan cagándolos. El gobierno contribuye con negar espacios legítimos y habilitados para que las bandas se desarrollen. Las radios, hasta la nueva ley de medios, solo pasaban lo que las compañías “conveniaban”. Y los músicos, presos del narcisismo pelotudo, no terminan de juntarse. Excepto la UMI (Unión de Músicos Independientes) que intenta juntar a los músicos y facilitarles el acceso a determinadas prestaciones. Pero por otro lado creo que estamos ante una gran oportunidad de pensar como damos vuelta la tortilla.  

- ¿Hay quienes sostienen que ya no tenemos Rock en Argentina  aparte de Pity Álvarez, ¿Lo ven así? ¿O hay un corrimiento inexorable hacia el Pop y sus derivados varios? ¿El bolero forma parte de ese corrimiento? ¿Es un tema de época o es el mercado con su garra siniestra?

F.M.- No lo veo de esa manera. El rock, al igual que el punk, están metidos en toda la música que escuchamos hoy, o bien en la melodía, o bien en la actitud. En los ochenta parecía que el rock estaba acabado con el surgimiento del pop y la escena electrónica, pero en los noventa apareció Nirvana! Y al final del milenio surgieron bandas como The Hives o The Strokes. Esto siempre se reflejó de alguna manera en la escena local, el rock en los noventa  tuvo sus estandartes en bandas como Divididos, Los Brujos o Peligrosos Gorriones y al día de hoy muchas de esas bandas siguen tocando para que nos cercioremos de que el rock de ninguna manera murió. Bandas más nuevas como Intoxicados, La Mancha de Rolando,  Los Kahunas, Pez (no tan nueva, je), etc.,  mantienen ese espíritu intacto. Por supuesto que el “mercado” siempre está buscando lo que sobresale para adaptarlo y convertirlo en pop, pero siempre va a hacer de esa manera, así que no hay de qué preocuparse.

F.L.- El concepto de Los Mojitos es netamente rockero sin necesidad de tocar rock. Tiene que ver con la postura, las composiciones, la forma de mirar al público, inclusive a la hora de pelearnos nos parecemos más a Riff que al Trío Los Panchos.

 - Muchas Gracias y lo mejor para el show del sábado próximo.

 Y para los que quieran una verdadera experiencia Mojito, este sábado 2 de octubre se presentan en Espacio Urbano, a las 23.00 hs., Acevedo 460, CABA.

 http://www.losmojitos.com.ar/