Buscar

teatro » nota

| Publicado el 06 de diciembre de 2011 a las 19:24 hs.

Serán otros los ruidos

El amor expuesto a la inclemencia del afuera en tres etapas maravillosamente logradas .

por Teresa Gatto

Tres épocas, tres afueras estremecedores, tres momentos de la vida de un amor. Ellos, Carlo Argento y Laura Wigutow, son los amantes que arrojados a la inclemencia de épocas en las que la violencia destruye las certezas, construyen trabajosamente un amor.

El dispositivo escénico en el que se desarrolla la puesta coadyuva a que los personajes narren desde el cuerpo y casi sin palabras las tres historias de amor que tanto en lo que parece ser la Segunda Guerra  Mundial, los años 70’ y el hoy, es expuesta a través de un ritmo característico que exhibe los modos de relación pero que inexorablemente los arroja a un afuera de ese amor en el que estar juntos es casi el mismo desafío que estar vivos.

Vivian Luz y Daniel Marcove han logrado concebir una obra en la que la danza y la teatralidad se mixturan y funden en medio de un logrado y operativo diseño de arte que cubre y descubre a los amantes. Unos paños blancos colgados, aparentemente, sin más, sirven de pantallas junto a la pared del fondo del escenario para mostrar imágenes del naufragio más tremendo que la humanidad enfrenta desde siempre, la violencia. Este dispositivo sirve para que esos maravillosos personajes que encarnan Argento y Wigutow, conviertan a las telas en plurisignificantes indicios de amor y guerra en los que a veces triunfa el espanto de éste último. Del mismo modo, la proyección se muestra fragmentada como se fragmentarán las vidas de los protagonistas en esas coyunturas.

Por eso, los tres momentos pueden verse como una continuidad porque el sujeto deseante tratará siempre de unirse a su par. Y esta fusión logra en la maravillosa partitura coreográfica de Luz, una unión cuasi sagrada que convierte lo visto en una de esas obras para recordar siempre. Del mismo modo, las marcas invisibles pero potentes de Marcove, imprimen una teatralidad notable.

Porque serán otros los ruidos, serán otros los rostros, serán otros los artilugios de la guerra y otros los momentos pero el teatro bien pensante, de cuidadosa elaboración y factura será siempre el mismo hecho artístico que nos hace emocionar.

La última función es el sábado 10 de diciembre y siento que mi agenda es una enemiga porque no me dejó verla antes ni me dejará volverla a ver en este 2011 al menos. Si ustedes pueden, no dejen el asombro y la ternura para el año próximo, enriquezcan su interior en este que aún perdura frágil ante su próxima finitud. 
 


Ficha Artística/Técnica:

Dramaturgia: Laura Ferrari
Intérpretes: Carlo Argento, Laura Wigutow
Diseño de vestuario: Mercedes Uria
Diseño de luces: Miguel Morales
Video: Daniel Garcia
Música original: Juan Cristobal Barcesat
Diseño gráfico: Jorge López
Asistencia general: Leo Russo, Carolina Stéfano
Prensa: Daniel Franco, Paula Simkin
Idea, coreografía y dirección: Vivian Luz
Puesta en escena: Daniel Marcove

Duración: 55 min.

Funciones: Sábados a las 21:00 - hasta el 10/12/2011
Teatro del Abasto
Humahuaca 3549 (mapa) Ciudad de Buenos Aires
Tel.: 4865-0014
http://www.teatrodelabasto.com
Entrada: $ 40,- y $ 30,- 
 

Publicidad
Publicidad