Buscar

teatro » nota

| Publicado el 15 de octubre de 2010 a las 18:11 hs.

Textos en el horno

Un ciclo en el que los actores leen al público, lo escrito por los alumnos de la cátedra de Susana Torres Molina del posgrado en dramaturgia del IUNA (Instituto Universitario Nacional del Arte)

Este ciclo, a modo de feria, invita a productores, actores y directores a generar un espacio de intercambio entre autores y quienes buscan material para representar. Las obras, cortas o de mediana duración, se presentarán de a dos, con un breve intervalo entre ellas.  

Lunes de octubre y noviembre a las 19 hs.

Casa de La Lectura: Lavalleja 924 (a 1 cuadra de Av. Córdoba

Entrada libre y gratuita - Informes: 15 6-979 8124 / 4777-3660 

Una feria de 14 textos inéditos a disposición de los teatristas.

Alumnos de la primera cohorte del Posgrado en Dramaturgia del IUNA presentan un ciclo de lecturas públicas de sus textos escritos en el marco de la cátedra de Susana Torres Molina, bajo la consigna de producir teatro con los ‘70 y los ‘90 como eje temático.

Una modalidad dinámica de intercambio entre los autores y los que buscan nuevos materiales escénicos para ser representados.

Los invitamos a que prueben lo recién salido del horno, y ojalá que la experiencia los motive a querer meter las manos en la masa.

Los textos y sus fechas de lectura:

Buon natale de Eduardo Bertaina 18 de octubre

Lo que calma el ansia de los muertos de Laura Rodríguez 18 de octubre

Chamuscados de Bibiana Ricciardi 25 de octubre

Ruido de hombre de Rubén Sabadini 25 de octubre

Formulario 19 de Pato Vignolo 1 de noviembre

Regen (lluvia) de Carla Maliandi 1 de noviembre

La cita de Aldana Cal 15 de noviembre

El simulacrode Rubén Pires 15 de noviembre

Cuánto una barata de Luis Tenewicki22 de noviembre

Espejo en el desierto de Carla Maliandi 22 de noviembre

Ave María Purísima de Cecilia Costa Villar 29 de noviembre

Lavandina de Melina Perelman 29 de noviembre

La Mancha de Antonia Gomis Chaparro 29 de noviembre

 

Dice Susana Torres Molina:

Al ser encarnada es que la palabra dramática alcanza su real potencia. De ahí la idea de realizar estas lecturas públicas con actores.

Los 14 textos fueron escritos dentro del Taller III de la Maestría de Dramaturgia del I.U.N.A. a mi cargo, a fines del 2009.

El objetivo del taller era que terminada la cursada cada uno hubiera finalizado la escritura de un texto de mediana duración. Propuse un disparador enfocado para estimularlos y al mismo tiempo constreñirlos a una  investigación precisa: elegir una situación relacionada a la década del 70 o del 90, en la Argentina. Que intentaran distinguir cómo esas épocas los habían afectado personalmente a través de experiencias directas y/o a partir de resonancias, silencios, rumores. Todo lo que circula y nos atraviesa de distintos modos, muchas veces alojándose en recovecos del cuerpo, de la memoria.

Con ese propósito cada uno escribió dos listas, una para cada década, y ahí registró  sus vivencias y agujeros negros. Más tarde se leyeron los listados en grupo y con bastante rapidez  fueron destacándose aquellas imágenes que contenían mayores posibilidades dramáticas. Las que resultaban más  provocadoras para el acto de la escritura.

Quise tomar dos etapas tan significativas como contrastantes de nuestra historia reciente, para que fueran exploradas desde puntos de vista particulares, ejercitando la mirada sesgada y permitiendo las complejidades propias de lo subjetivo.  Una escritura que asume distintas perspectivas, simultáneas, contradictorias, en eléctrica tensión.

Con ese desafío arribaron a estos textos que expresan géneros y lenguajes muy disímiles.

Al finalizar el taller y comprobar que contábamos con un despliegue de  riqueza dramatúrgica, y también humana, (para llegar a buen puerto cualquier empresa necesita de vientos favorables) surgió  el impulso gozoso de que no se detuviera ahí la experiencia, ni el deseo de ir por más.

  

Publicidad