Buscar

teatro » nota

| Publicado el 18 de febrero de 2013 a las 20:39 hs.

La música del azar

Por primera vez en el mundo, el texto de Paul Auster llega a los escenarios teatrales. Gabriela Izcovich, adapta y dirige con solidez esta puesta en el Samsung Studio.

por Natalia Laube

“Durante todo un año no hizo otra cosa que conducir, viajar de acá para allá por los Estados Unidos mientras esperaba que se le acabara el dinero”. La primera oración de la novela de Paul Auster no deja lugar a dudas: esta historia exuda movimiento. Inevitable preguntarse, entonces: ¿cómo se representa una road story en teatro? Gabriela Izcovich lo sabe: la clave de una adaptación teatral exitosa reside en poner el foco a las posibilidades que ofrece un texto y no a sus limitaciones. Allí, entonces, aparecen los recursos.

 El primero –el más potente– que Gabriela Izcovich encontró para representar esta historia es la relación de Jim Nashe (protagonista de la historia, que en esta adaptación teatral cambia su nombre por Nelson Barrientos) con Jack Pozzi. Pozzi es un jugador profesional que aparece en la vida de Nashe/Barrientos con el arrojo de quienes están dispuestos a cambiar un destino. Y es que, como en toda buena historia de viajes, en La música del azar hay un protagonista empujado por un acontecimiento-quiebre que decide pasar a recuerdo todo aquello que formaba parte de su cotidianeidad y encuentra la posibilidad de rehacer su existencia en la ruta. Antes de su partida, Nashe/Barrientos (Alfredo Martín) es abandonado por su mujer y se lanza a la vida errante, dotado de una herencia monetaria que se está agotando y un Saab rojo, el mejor coche que ha tenido jamás. Va de ciudad en ciudad y de hotel en hotel, vive en una soledad casi completa. Se entiende entonces que, cuando Pozzi (Juan Barberini) aparece en escena, el protagonista tenga mucho para contar.

Aunque los diálogos cobran fuerza y toman el lugar de privilegio en la propuesta teatral, la metáfora del movimiento no queda abandonada: las escenas se recrean de manera alternada en el pasillo, el escenario, los laterales y la barra del Samsung Studio, obligando a los espectadores a mover sus sillas para seguir el derrotero de los actores. La iluminación, mucho más que la escenografía (mínima) trazan el clima necesario en cada situación. Y, si bien el rompimiento del espacio escénico se vuelve poderoso para contar esta historia, sería importante no descuidar un aspecto esencial del dispositivo teatral: por la disposición de las mesas, no todas las escenas  pueden verse bien desde cualquier lugar de la sala.

Este inconveniente no logra empañar por completo el trabajo de Izcovich, primera directora teatral del mundo en adaptar una novela de Paul Auster. No resulta insólito que sea ella quien ostente este privilegio: a esta altura, la argentina parece ser una experta en adaptar novelas de la editorial Anagrama, un segmento literario en sí mismo. Ya lo hizo conIntimidad y Cuando la noche comienza, de Hanif Kureishi, con Nocturno Hindú, de Antonio Tabucchi, Terapia, de David Lodge, y con La venda, de Siri Hustvedt, mujer de Auster y celestina de este proyecto.

Su interesante adaptación del autor de Nueva Jersey borra el elemento norteamericano sin imprimirle, por ello, registros locales, dando lugar a una ficción tan universal y tan burbujeante como la Coca Cola.  


Ficha Artística Técnica:

Autoría: Paul Auster
Adaptación y Dirección General: Gabriela Izcovich
Actúan: Juan Barberini, Germán de Silva, Cristian Jensen, Alfredo Martín, Ariel Perez De Maria
Músicos: Federico Wiman
Diseño de vestuario: Lorena Diaz
Diseño de escenografía y luces: Gabriel Caputo
Realización de escenografia: Estudio QVP
Video: Federico Telerman, Nicolás Uboldi
Música original: Lucas Fridman
Operación de luces: Marcelo Gutierrez
Operación de sonido: Martin Pablo
Fotografía: Federico Telerman, Nicolás Uboldi
Utilero: Gustavo Buján
Asistencia de escenografía: Laura Copertino
Asistencia de vestuario: Agustín Bossini Pithod
Asistente de producción: Laura Longueira
Prensa: Sandra Beerbrayer
Producción ejecutiva: Mariano Uccello
Producción general: La Tienda De Atrás
Coordinación de producción: Johanna Sporn
Jefe de escenario: Antonella Vico
 

Funciones: Jueves a domingo a las 21
Duración: 90'

Samsung Studio
Pasaje 5 de Julio 444 (mapa)
Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Tel: 4342-5159
http://www.samsungstudio.com.ar

Publicidad
Publicidad