Buscar

teatro » nota

| Publicado el 19 de octubre de 2015 a las 16:08 hs.

¿Vos elegís?

En el marco del 30º ENM reavivó discusiones dentro del feminismo: a saber, la lectura abolicionista, que no considera la actividad sexual como un trabajo sino como una situación de sumisión violenta que debe ser erradicada. En ese contexto, asistimos a un función de Elena de Mabel Rosciano.

Por Mariu Serrano

 

La noche del sábado 11, primer día del 30º Encuentro Nacional de Mujeres, una manada de nosotras se apiñó en la Sala La Bancaria (San Luis 2069) para asistir a Elena, uno de los tantos espectáculos gratuitos incluidos en la agenda cultural.

Cuando no hubo más butacas, nos sentamos en el suelo, y cuando ya no quedaba casi suelo que pisar, nos quedamos paradas. Pese a que poco sabíamos de su trama, teníamos la certeza de que una compañera, como cada una de las presentes, había abandonado la comodidad de su casa para asistir a la reunión y regalarnos su obra. Ese sólo gesto era ya digno de nuestra atención y celebración.

Elena (Mariel Rosciano) comienza con una serie de dardos retóricos: ¿vos elegís? Lo que sos, lo que te pasa, lo que te hacen, y principalmente, en quién te convertís. ¿Hasta qué punto una tiene agencia sobre su propia biografía? Sartre algo de razón tenía con esa sentencia sobre la Humanidad: nacemos libres, responsables y sin excusas. Lo que no pensó el francés es que hay quien nace entre la esclavitud y la usurpación, y por más que sus pensamientos sean libres, no así su cuerpo.

El cuerpo de Elena se debate entre lo público, lo privado y lo personal. Ella pareciera no habitar ninguna de esas esferas, más bien las presencia. Ella etiquetada, ella madre, ella hija, ella puta, no piensa: trabaja, y ni siquiera es dueña del dinero que consigue. Lo aterrador de este relato es que está basado en un caso real, que supera con creces los acercamientos ficticios que se hacen a las cuestiones de género. Elena Moncada logró alejarse de la prostitución y tuvo la valentía de publicar el libro “Yo elijo contar mi historia”, sobre el cual se basa esta obra.

Aun cuando es un argumento desgarrador, que lleva a la actriz a trasladarse de la angustia a la rabia exasperada, del recuerdo de una niñez perdida al sueño de un futuro sin cicatrices, el hilo conductor que es esa pregunta inicial no busca dejar a la mujer en una posición de mera víctima. Al contrario, la intención es problematizar lo naturalizado, dar luz desde un caso real a esa falacia histórica de que “la prostitución es el trabajo más antiguo del mundo”. Por último, dejar en claro que por más que ya no la ejerza, la prostitución se le ha hecho carne, como cada uno de los golpes, como cada día que pasó separada de sus hijos, o escondida en pensiones pasajeras. Ya no puede caminar por el centro porteño sin llenarse de escalofríos, ni pararse en una esquina sin sentir la mirada de los hombres como una perversa insinuación. Su cuerpo por primera vez es enteramente suyo, pero el tiempo que pasó siendo un pedazo de carne desechable le seguirá pasando factura.

La repercusión que tuvo en la sala marplatense fue devastadora, tanto como la que intuyo tuvo en el Teatro Margen del Mundo (Concepción del Arenal 4865), donde se estrenó dentro del Ciclo de Teatro Urgente. En el marco del 30º ENM reavivó discusiones dentro del feminismo: a saber, la lectura abolicionista, que no considera la actividad sexual como un trabajo sino como una situación de sumisión violenta que debe ser erradicada (junto con la trata de personas, crimen del que se alimenta); y la lectura reglamentarista, que sí la piensa como un trabajo, pero precarizado, y por tanto aboga por la legislación pertinente para que cese la persecución policial y la dependencia de los conocidos pero nunca nombrados “fiolos”. Debatir, desarmar los tabúes y las naturalizaciones, es condición intrínseca de estos Encuentros de Mujeres, y si bien nos han querido aguar la fiesta con la represión de la marcha de cierre, sabemos que la realización de estas propuestas artísticas y la ineludible estampa de esas sesenta mil personas que se nuclearon son ya una victoria y una promesa de continuidad.

Ficha Artítico/Técnica

Teatro Margen del Mundo

Concepción del Arenal 4865, Chacarita, CABA

4857-1825

http://www.margendelmundo.com.ar/

Viernes 21 hs.

Entradas: $50. Jubilados 50% de descuento

Reservasinfo@margendelmundo.com.ar

 

Autora: Mariel Rosciano
Actúan: Mariel Rosciano
Diseño de luces: Eduardo Safigueroa
Diseño sonoro: Jose Mediavilla
Realización de vestuario: Elsa Berta Keller
Video: Veme Productora
Fotografía: Mara Folch
Diseño gráfico: Yanina Fernandez
Prensa: Mariel Garrido
Producción: Mariel Garrido
Dirección: Mariel Rosciano

Publicidad