Buscar

teatro » nota

Publicado el 22 de septiembre de 2016 a las 14:58 hs.

Roma, Cataluña, Buenos Aires

El voraz Adrián Blanco hinca el diente en el mundo de Plauto, recreando una puesta del catalán Carlos Trías en clave personal. Una obra contundente, ambiciosa sin presunción, que rinde culto a la comedia latina.

Por Mariu Serrano

 

El amplio escenario de Hasta Trilce (Maza 177) está cubierto de un gran paño hecho de retazos ocres. Completan esta escenografía mínima una mesa rectangular, unos paneles diagonales a cada lado y el infinito poder de la creencia con que los actores nos transportan a cada lugar de la acción, cambiando ligeramente las ubicaciones con amarras, desplazamientos, entradas y salidas.

El Plauto es una comedia de enredos que conserva el planteo arquetípico de antaño: un anciano avaro, un militar engreído, un dios corrupto, la lujuria de las mujeres, la sagacidad de los siervos. Al ritmo de “La banda de Dionisios”, que interpreta en vivo la música compuesta y dirigida por José Páez, las escenas se suceden con fluidez.  El valor que encierra esta puesta está en que no pierde su efecto sorpresa, aun cuando ya conocemos las máscaras e ilusamente creemos saber el desenlace, y que el ojo de Blanco consigue equilibrar las escenas para sacar el jugo exacto de cada uno de sus diez actores.

El conflicto se explicita desde el comienzo de la obra: el viejo Euclión (un arrollador Martín Diese), dueño de un tesoro de monedas de oro, se empeña en conservar esa fortuna secreta y quiere casar a su bella hija con Terapontígono (Mario Frías), un soldado bruto y prepotente. Palinura (Georgina Frattini), sierva del avaro, urde entonces un intrincado plan junto con otros dos esclavos, Pseudolo y Sosias (Gastón Frías y Darío Pianelli), para que la presunta esposa pueda fugarse con su verdadero amor, robar el oro de su amo y conseguir finalmente la libertad. Pero es tal el encanto de esta mujer, que llega a conmover a Zeus y lo impulsa a descender a la inmundicia terrena para tratar de conquistarla, ayudado por Mercurio.

A mil años luz del naturalismo acartonado del teatro nacional, alejado también de las convenciones clásicas, El Plauto propone un homenaje a la comedia latina que, si bien por momentos reitera en tono didáctico, nos acerca una teatralidad viva y fecunda.

 

Ficha artístico-técnica

Autoría: Carlos Trías
Dirección: Adrián Blanco
Actúan: Omar Cenzano Brandon, Danae Cisneros, Martín Diese, Georgina Frattini, Mario Frias, Gaston Frias, Ariel Haal, Darío Pianelli, Marita Picasso, Nacho Vavassori
Músicos: Araka, Ezequiel Fischer, Manuel García Fernandez, Diego Rozo
Vestuario: Analía Cristina Morales
Escenografía: Javier Araya, Adrián Blanco
Realización de escenografía: Javier Araya
Música: José Páez
Diseño gráfico: Juan Francisco Reato
Asistencia de dirección: Omar Cenzano Brandon, Ariel Haal
Prensa: Silvina Pizarro
Puesta en escena: Adrián Blanco
Dirección musical: José Páez

 

HASTA TRILCE

Maza 177 (Boedo)
http://www.hastatrilce.com.ar/
Teléfono: 4862-1758
Entradas $150, estudiantes y jubilados $120. Sábados 21.00 hs.

Publicidad