Buscar

teatro » nota

| Publicado el 23 de mayo de 2011 a las 21:12 hs.

Sólo lo frágil, un unipersonal de excepción

Los domingos en Timbre 4 sube a escena este unipersonal que merece ser apreciado por la excelencia de todos sus componentes

 Por Teresa Gatto

"Todo lo sólido se desvanece en el aire"

K. Marx

Puedo simplificar y decir que Sólo lo frágil es un unipersonal en el que Paula Ransenberg, dirigida por Luciana Dulitzky, interpreta de manera magistral a cinco personajes que no tienen nada que ver entre sí (?). Un militar en un lecho de enfermo que agrupa y ordena una tropa en la bandeja de su desayuno, la osamenta de una mujer arrojada en el fondo de una pecera que con gran extrañamiento observa esa nueva realidad, una anciana, una geisha que se prepara amorosamente para hacer lo que mejor sabe, una bruja negra dentro una iglesia que le habla en inglés con traducción simultánea a Jesús, la Virgen y  a un santo interpelándolos de manera brutal. Puedo decir que la dramaturgia es excelente y que le va a Ransenberg como una segunda piel, que el diseño espacial es minimalista pero de una operatividad notable a la hora de los cinco cambios. Puedo agregar que no sobran los objetos creados por Román Lamas y que Federico Ransenberg ha hecho un diseño de luces que no apela graciosamente al apagón sino que lo usa con maestría junto a un gran trabajo escenográfico.

Pero eso reduciría un trabajo enorme a una simple descripción que daría como resultado sólo una valoración de la puesta que no pertenece al estilo de esta revista y que subsume al hecho teatral a la suma de sus componentes, cuando sabemos que éste, irrepetible, ritual y mágico es mucho más que el resultado de esa suma de factores.

Todo lo sólido se desvanece en el aire, es una frase de Karl Marx que Marhsall Berman utilizó para narrar la experiencia de la modernidad en un libro del mismo nombre. Esa experiencia estaba/está signada por una lucha de contrarios, opuestos, si se quiere, que se complementan. Ser un sujeto de la modernidad compromete la esperanza de un mundo de sucesos, esperanzas, renovaciones y anhelos y al mismo tiempo nos arroja a la temible experiencia de la obsolescencia más atroz. Lo que hoy es importante, en un rato es relativo y al día siguiente no existe. Si hay una aldea global en la que todos estamos conectados, nunca se ha visto menos comunicación que en estos días en los que algunos dispositivos de la modernidad le otorgan entidad a un sujeto en 140 caracteres… Así de rápido se dice, se vive, se sueña y se muere. Y en Sólo lo frágil esta experiencia sin ser literal en los términos de Berman, encuentra un punto de anclaje en la vertiginosidad con la que Paula Rasenberg con sólo un apagón cambia de historia, de vida a narrar y de registro como si alguien en segundos le cambiara un chip imaginario para que pase a ser otra cosa, para que su nueva criatura no se parezca en nada a la anterior. Una sincronizada utilización de los objetos en cada uno de los cinco segmentos de la obra, logran reciclarlos para que signifiquen otra cosa según la microhistoria a representar que se vuelve un todo cuando se comprende que los cinco personajes bajo el totalitarismo en un caso, el cinismo en otros o el inútil ocultamiento del dolor, sólo están buscando algo. Algo que, un poco más sólido que las percepciones, sensaciones y necesidades, no se desvanezca en el aire como ellos que sin más trámite que un oscurecimiento y un sutil cambio de vestuario pasan a ser otra cosa porque lo que les está destinado a ser permanente, como a nosotros mismos,  es la búsqueda no siempre lograda de amar y ser amados, respetados, considerados.

Un enorme trabajo de actuación, una dirección espléndida y un texto que mina toda seguridad en el espectador y lo deja desguarnecido y expectante ante la evidencia de que lo que pervive es sólo lo frágil.

Ficha Artística/Técnica

Dramaturgia: Luciana Dulitzky, Paula Ransenberg
Intérprete: Paula Ransenberg
Diseño y realización de escenografía y luces: Federico Ransenberg
Diseño de objetos: Román Lamas
Diseño sonoro: Emiliano Álvarez
Arte: Perla Álvarez
Diseño gráfico: Andrea Carbonatto
Asistencia de dirección: Carolina Fisscher
Producción ejecutiva: Vanesa Zadoff
Dirección: Luciana Dulitzky

http://sololofragil.blogspot.com/

Funiones:
Sábados a las 0:00 y Domingos 18:00 (hasta 26/06/11)
A partir del 03/07/2011 hasta 07/08/2011 Domingos 17:00
 

TIMBRE 4
Av. Boedo 640 timbre 4 / México 3554 (mapa)
Ciudad de Buenos Aires 
Tel.: 4932-4395
http://www.timbre4.com

Publicidad