Buscar

teatro » nota

| Publicado el 10 de julio de 2011 a las 02:07 hs.

OW (Oscar Wilde) los juicios del pasado se condenan a sí mismos

La obra de Julio Ordano toma una época precisa de la vida de Wilde, el juicio por sodomía que pone de manifiesto la hiporcresía de la moral victoriana.

Por Ana Ortiz
anaortiza@hotmail.com 

 “No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo”
Oscar Wilde  

Oscar Wilde tuvo mucho que decir y por suerte lo hizo. De una sensibilidad fuera de lo común supo revolucionar su época con su deliciosa y soberbia manera de ver el mundo.

La obra que se representa en el cálido espacio del Actor´s Studio se basa en el juicio en que Oscar Wilde es declarado culpable por mantener relaciones homosexuales. Se lo juzga por actitudes que no son propias de la época en la que vive, por frecuentar hombres, por enamorarse de ellos y describir lo que su cuerpo le dicta.

“El mundo llama inmorales a los libros que le explican su propia vergüenza” declara Wilde a una época que no comprende.

Enrique Papatino interpreta al frívolo autor logrando un Wilde inspirado, indiscreto, irrespetuoso, poético y mordaz que a mi particularmente me conecta con los prejuicios, la evolución de la humanidad y la sabiduría de aquellos que ven algo por encima de nosotros, los simples mortales.

La puesta es sencilla; con un ingenioso juego de luces y utilizando siempre la misma escenografía, vamos saltando del presente del juicio al pasado de la historia para narrar la vida de Wilde, sus pensamientos, costumbres, relaciones y comportamientos. Haciendo hincapié en su desfachatada sinceridad respecto a sus preferencias y gustos. “Hay un mundo normal, de ese mundo no nos vamos a ocupar”, asegura el dramaturgo y novelista irlandés.

El reparto se completa con Enrique Dacal, Edgardo Moreira, Roberto Ponce, Nilda Raggi y Hernán Vazquez quienes llenan el escenario de talento y buenas interpretaciones.

Es maravilloso que se represente la vida de personajes dignos de admirar, de escuchar y de analizar.

Oscar Wilde fue la revolución de su época hecha palabras, supo hacerse de muchas discrepancias por esto, tal cual él mismo lo expone; “quien no es genial, no tiene enemigos”. 


Ficha Artítstico/Técnica

Dramaturgia: Julio Ordano
Intérpretes: Enrique Dacal, Edgardo Moreira, Enrique Papatino, Roberto Ponce, Nilda Raggi, Hernán Vázquez
Vestuario y Escenografía : Alberto Bellatti
Música original: Sergio Vainikoff
Asistencia de dirección: Anabel Ferreyra, Florencia Rodríguez Zorrilla
Dirección: Julio Ordano

Funciones: Sábados y Domingos a las 19:00
Actors Studio Teatro
Diaz Velez 3842 (mapa) Ciudad de Buenos Aires
Tel.: 4983-9883
http://www.actors-studio.org
Entrada: $ 40,- y $ 20,- 

Publicidad