Buscar

teatro » nota

| Publicado el 15 de septiembre de 2011 a las 13:11 hs.

Ulises no sabe contar, de la Compañía Vilma Diamante

Nuevamente la Compañía Vilma Diamante vuelve a sorprender con una propuesta inteligente y novedosa, que indaga con humor sobre los límites de la palabra y el acontecer humano.

por Julia Laurent

Ulises no sabe contar, no sabe querer ordenar las múltiples experiencias que conforman su universo, no sabe querer perder otras en pos de un relato único.

Intenta construir la trama de su propia historia que a la vez podría ser la de cualquiera.

Así el personaje se pregunta varias veces interpelando al público sobre qué historia se está construyendo en ese presente, en ese escenario, esa misma noche.

Y en este sentido,  es interesante  el tratamiento que elije hacer Ariel Farace al momento de reflexionar sobre la imposibilidad de construir relato, montando un sistema escénico que desguaza de inmediato al espectador de cualquier posibilidad de construir una historia con expectativas y roles claros. 

La Compañía Vilma Diamante, como en su obra anterior Luisa se estrella contra su casa, construye por fuera de lo previsto, no hay personajes tipificados que actúen con el impulso y temperamento que se espera, no hay escenografía que sitúe al espectador en un páramo de realismo verificable.

La puesta en escena se sustenta de objetos desprovistos de su sentido habitual que como cajas chinas los actores manipulan en escena  permitiendo una agradecida economía realista y habilitando múltiples escenarios que sirven de plataforma para que Ulises intente relatar su historia.

Un teatro vivo que también pone en jaque formalismos canónicos de la escena, Ulises advierte al espectador lo que va a suceder, presenta como un prólogo de su propia vida a los personajes que lo rodean y que encarnarán distintos roles en el juego infinito por reconstruirse. 

Ulises  es producto de la lectura de la novela Ulysses de James Joyce. Pero nada de lo que acontece en la obra obedece a la trama ni a la historia de la novela, sirve “Como molde de una escultura, el libro de Joyce fue necesario para la construcción de la pieza y luego retirado o absorbido, escondido en el mismo material” afirma Ariel Farace.

Así, Ulises no sabe contar transcurre en un devenir intempestivo que no se organiza en una trama de acontecimientos única y demostrable. 

La operación subjetiva y humana de configurar  el tiempo y el espacio en la forma discursiva del relato, es una problemática que convive  con el hombre desde tiempos remotos.

Farace se anima a retomar esta cuestión con desafío, inteligencia y humor. Sueños y recuerdos son material que Ulises descompone y articula para intentar contar su historia.

¿Que historia esperamos los espectadores entonces? ¿Por que el teatro tiene que relatar una historia? ¿Como se cuenta la historia de un vivo?.

Conmoción, crudeza y preguntas que saben instalarse con humor y juego y que el espectador agradece infinitamente. 

 

Ficha Artística/Técnica:

Dramaturgia y dirección: Ariel Farace
Elenco: Gabriela Ditisheim, Luciana Mastromauro, Andrés Rasdolsky, Guido Ronconi, Ignacio Sánchez Mestre, Matías Vértiz y Juan Manuel Wolcoff.
Asistencia artística: Eugenia Pérez Tomas
Música original: Guido Ronconi
Iluminación: Matías Sendón
Vestuario: Cecilia Zuvialde
Escenografía: Mariana Tirantte. 

Funciones: hasta el 25 de setiembre de 2011
Domingo, Viernes y Sábado - 21:00 - Entrada $45
Jueves - 21:00 - Entrada $25  

Teatro Sarmiento
Av. Sarmiento 2715 (mapa) 
Ciudad de Buenos Aires
Tel.: 4808-9479


La Compañía

La Compañía Vilma Diamante es un colectivo de artistas dedicado a la investigación y el desarrollo de las artes escénicas contemporáneas desde una plataforma de producción y creación grupal. Sus integrantes -Ariel Farace (dramaturgo y director), Luciana Mastromauro (actriz), Guido Ronconi (músico), Matías Vértiz (actor), y Juan Manuel Wolcoff (actor y artista visual)-, trabajan con la música, las artes visuales, la danza y la literatura integradas a la creación escénica. Sus distintas formaciones se traducen también en cruces y convergencias. Durante los últimos diez años, los miembros de la compañía comparten experiencias de formación y creación. Se entrenan en los espacios teatrales de Ricardo Bartís, Pompeyo Audivert y Beatriz Catani, estudian dramaturgia con Mauricio Kartun y Alejandro Tantanian, dirección con Emilio García Wehbi, y danza con Viviana Iasparra. Buscan explorar en la fisicalidad y la textualidad del actor, entendiendo su cuerpo como el de un deportista y su palabra como la de un poeta. Intermitentemente, algunos de ellos coinciden en los espectáculos: Piara (Grupo Comando, 2001), Reptilis Ballare (Farace, 2003), S/T (Farace, 2005), Finales eInsomnio (Catani, 2007/9), y Galope en Niebla (Farace, 2009), desde la dramaturgia, la dirección, el diseño sonoro, o la actuación. El nacimiento de la compañía es la respuesta a una imperante necesidad de producir de otra forma en el marco de la realidad argentina, a la vez que una apuesta a profundizar la experimentación en propuestas que contengan inquietudes artísticas comunes. Así nacen Luisa se estrella contra su casa (2007/9) y Ulises no sabe contar (2011). 

El director

Ariel Farace (Lanús, 1982) es dramaturgo, director y actor. Egresado de la carrera de Dramaturgia de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático, se formó también en actuación, danza y dirección. Sus obras han recibido reconocimientos como el Premio Fondo Nacional de las Artes, Premio Armando Discépolo, Mención Premio Germán Rozenmacher de Nueva Dramaturgia, y Mención Premio Osvaldo Soriano, y han sido estrenadas en Argentina, Uruguay, Brasil, México, España y Alemania. Entre sus trabajos más recientes, se destacan el montaje de Cayendo con Victoriano de Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio en el DramaFest Bicentenario 2010 de la Ciudad de México; la performance El paseo, realizada en un recorrido por distintos puntos de la ciudad de Tandil como resultado de un taller de escritura, alrededor de la novela homónima de Robert Walser en 2010; Luisa se estrella contra su casa, de su autoría y dirección, estrenada por la Compañía Vilma Diamante, en Espacio Callejón en 2009 y realizada en diferentes festivales y teatros nacionales e internacionales; Galope en niebla, escrita y dirigida por encargo de la Comedia de la Provincia de Buenos Aires, y la dirección de Nostalgie 2175 de Anja Hilling,como parte del Ciclo de Nueva Dramaturgia Europea del Goethe-Institut Buenos Aires, en 2008.

Ha publicado la obra Pájaros jóvenes en “La carnicería argentina”, edición coordinada por Luis Cano para la Editorial INTeatro (2007); S/T en la Colección Teatro Vivo nº 25 (2006); Inés, los galgos en la Revista El Peldaño nº 6, UNICEN, Tandil (2007); Lisa y las fotos en la Revista Silencios de la Universidad Complutense de Madrid (2006); y Reptilis ballare en Libros del Rojas, UBA (2003).

Se desempeñó como actor en Ojos de ciervo rumanos de Beatriz Catani, en el Culturgest de Lisboa en 2004; Feria americana (de usados españoles) de Susana Villlalba, en el Centro Cultural de España en Buenos Aires, yUn león bajo el agua de Alicia Muñoz dirigida por Román Caracciolo y producida por el Teatro Nacional Cervantes en la Manzana de las Luces, en 2003; Aguaviva de Carolina Balbi en IMPA La Fábrica, en 2002; Piara, por Grupo Comando, en el Centro Cultural Recoleta, en 2001; y El piquete -improvisación- dirigida por Pompeyo Audivert en El cuervo en 2000, entre otras obras.

En cine actuó en Resfriada de Gonzalo Castro, estrenada en el BAFICI en 2008. Coordina además talleres de dramaturgia. 

Publicidad