Buscar

teatro » nota

| Publicado el 22 de septiembre de 2011 a las 18:54 hs.

Matar Cansa, dirigida por Martín Flores Cárdenas con gran lucidez e innovación.

La obra escrita por Santiago Loza indaga la figura de un fanático cuya objeto de admiración es un asesino, los lunes en el Espacio Callejón.

por Julia Laurent

 

“No nos une el amor sino el espanto”
Jorge Luis Borges

Diego Gentile encarna un fanático, pero no cualquiera,  es fanático  de un asesino. Recopila retazos, dudas, sangre, se confunde,  recrea,  se enchastra.

Es muy interesante el tratamiento del relato que por momentos pareciera adquirir densidad cinematográfica.

Un narrador omnisciente que  se regodea con primeros planos, puntualiza y luego se aleja, va y vuelve y en ese envión se repite,  eligiendo focalizar en texturas que se imprimen sobre la retina del espectador, sin permiso.

Este fanático que por momentos también encarna diálogos, juega a ser otros en el anonimato de una sala oscura y desprovista de objetos.

Situación ideal para escandalizar al espectador que con paciencia zen deja conducirse.

Las escenas son narradas con exquisitez de detalles, naturalizando lo sórdido y dejando a más de uno sin aliento.

Matar Cansa es una obra que apela al sentido evocativo de la palabra, confía plenamente en su poder alusivo, no hay  escenografía ni objetos que sirvan para configurar un contexto. Sólo la historia de este sujeto doblegado por su fanatismo.

La actuación  de Diego Gentile es tan precisa y sigilosa que espanta y en el despojo de la sala se  vuelve crudo y amenazante.

Hay momentos culmines como cuando el relato parece tomar carrera y cual cámara en mano desordena y  tironea al espectador, lo obliga a ver, a ser testigo.

Martín Flores Cárdenas se le anima a  la muerte, descarnado y mirando a los ojos, como un montajista siniestro intercala los planos para que el espectador ingrese a la bitácora de un asesino nada cerca de la redención o la falsa moraleja.

No hay lugar para buenos o malos, para un desarrollo del relato con nudos dramáticos consolidados.

La sorpresa que provoca encontrarse con otros uniendo retazos de la biografía calcinada de un asesino, es única. Compartir aquella desconocida forma de la angustia que nos atraviesa a todos.

 

Ficha Artístico/Técnica

Autor: Santiago Loza
Intérpretes: Diego Gentile
Diseño de vestuario: Cecilia Zuvialde
Diseño de luces: Matías Sendón
Operación técnica: Sebastián Francia
Fotografía: Lorena Romanín, Matías Sendón
Diseño gráfico: Sebastián Mogordoy
Producción: Berta Silberman
Dirección: Martín Flores Cárdenas 

Funciones: Lunes a las 21:00 - Hasta el 28/11/2011

ESPACIO CALLEJÓN
Humahuaca 3759 (mapa), Ciudad de Buenos Aires
Tel.: 4862-1167
http://espaciocallejon.blogspot.com/
Entrada: $ 45,- y $ 30,-  

Publicidad