| Publicado el 08 de marzo de 2013 a las 14:01 hs.

Pueden dejar lo que quieran

Luego de su exitosa gira por Holanda, Catalunya y el FIBA 2012, la obra de Fernando Rubio, se presenta en Teatro Timbre 4 en ocho únicas funciones.

por Julia Laurent

“El lenguaje no es la vida. El lenguaje da ordenes a la vida” repiten los personajes dispersos por el espacio repleto de ropa y reunidos con el público a toda luz.
Una puesta que juega con el dinamismo de la performance y se aleja de cualquier pretensión ilustrativa de la trama, proponiendo una reflexión sincera acerca de cómo contar una historia. Qué elementos se elijen hacer visibles y cuáles se mantienen ocultos en diarios, registros y fotos añejas. Una historia desmontada que también se piensa en el movimiento del tiempo humano.
El relato de una vida que el lenguaje apenas puede reunir y entonces atreverse a mirar sus intersticios, ahí donde la palabra se hace ajena.
El lenguaje que otorga un marco posible de lectura y tan prescriptivo a la hora de ver una obra, aquí se detiene, se repite, se aletarga.

Un hombre pierde a su familia en un accidente y decide reconstruirla a partir de las historias que escribirá sobre sus ropas. Silenciosa y extrañamente, encontrará esta forma como la posibilidad de volver a vincularse con el mundo, con las ropas e historias de los otros, con la posibilidad de juntar gente que no se conoce entre sí pero que por alguna razón él elige para que ingresen en esta historia, transmitiéndoles su singular modo de construir el tiempo y modificando así sus vidas.

Alguien como cualquier otro, uno como todos que se dice en objetos que elije.
Una prenda que habla de nosotros y que atraviesa el tiempo.
Una ropa condensadora de memoria, capaz de suscitar recuerdos y llevar consigo relatos de otros.

Pueden dejar lo que quieran es también una reflexión lúcida acerca de la construcción de la ficción, que en definitiva siempre se funda en el ser humano y su relación con la muerte.
La escena que redescribe y condensa otros cuerpos de tiempos pasados y por venir.

Cabe destacar especialmente el trabajo del dispositivo escenográfico construido con  numerosas ropas acompañadas por sus respectivas historias, acopiadas a través de una amplia convocatoria meses pasados.

“Cada prenda que conforma el cuadrilátero escenográfico lleva consigo un cartel que cuenta la historia de quienes la usaron: un nombre, una fecha, un lugar de origen. Es la indumentaria de familiares, de amigos del grupo y también de desconocidos que se acercaron para participar con sus vestimentas y sus anécdotas. Quien allí ingrese podrá deambular, detenerse en un detalle o seguir a los personajes. En medio de esta estructura visual e interactiva, una historia será contada por un cuerpo de actores: la de un hombre que, tras perder a su familia, sólo puede reconstruirla escribiendo, silenciosamente, relatos sobre sus ropas.”  Explica el director Fernando Rubio.

Un diseño espacial no convencional que adquiere gran protagonismo y del cual el espectador es partícipe necesario en la producción de nuevos sentidos.

Una obra que realmente vale la pena no perderse por su exploración incesante y la gran libertad que plantea frente a la tiranía narrativa lineal de causa y efecto.
Las individualidades se suprimen y aparece un cuerpo colectivo de actores que se nos asemeja, que nos conmueve por su cercanía y sinceridad a la hora de presentar la vida de un otro semejante.

Agendar que sólo son 8 funciones y vale realmente la pena no perdérsela.



Ficha Artística/Técnica
Autor, diseño de escenografía y dirección: Fernando Rubio
Intérpretes: Julián Calviño, Pablo Gasloli, Andrea Nussembaum, María Lourdes Pingeon, Jorge Prado, Natalia Salmoral, Martín Urruty
Diseño de escenografía: Fernando Rubio
Realización de escenografia: Santiago Rey
Realización de video: Gabriel Lichtman
Música: Pablo Dacal
Asistencia de dirección: Florencia Carreras
Producción: Ramón Barranco, Marion Ecalle, Niko Vasiliadis
Funciones:
Lunes a las 21 hasta el 08/04/2013
Duración: 80 min.
Entrada: $ 60,- / $ 40,-

TIMBRE 4
México 3554 (mapa)
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Tel.: 4932-4395
http://www.timbre4.com

Pueden dejar lo que quieran, es una creación de Fernando Rubio para Intimoteatroitinerante, en coproducción con Kiblos SARL (Francia - España), Fira Tàrrega (Catalunya - España), Festival Internacional de Buenos Aires - FIBA,  Centro Cultural de España en Buenos Aires - CCEBA, con el apoyo de AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional) y del Ministerio de Relaciones Exteriores Comercio Internacional y Culto.

Fernando Rubio nació el 4 de octubre de 1975 en Buenos Aires, Argentina, donde actualmente reside y trabaja. Director, dramaturgo, actor y artista visual. Realiza desde el año 1998 diversos proyectos en busca de la reformulación del espacio y el vínculo con los espectadores.

Ha presentado sus obras en  distintos festivales internacionales teatrales, cinematográficos, museos, centros de arte, teatros y espacios públicos de  Alemania, Argentina, Austria, Bolivia, Brasil, Chile, Cuba, Egipto, España, Francia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, México, Portugal y Rusia. Sus textos han sido traducidos al inglés, alemán, portugués, holandés, italiano y francés. Tiene publicadas las obras: Cuentos para un invierno largo, Todo cerca y Un barco de cemento en un mundo paralítico para niños abstractos, más el libro de fotografías y relatos Hablar. La Memoria del Mundo, y otros textos en periódicos y en publicaciones colectivas de la Argentina y el exterior. Participó en numerosas puestas en escena y protagonizó tres largometrajes. En 1999 funda Brazo Largo junto a Norman Briski. En 2001 funda INTIMOTEATROITINERANTE. En 2005 recibió una mención del premio de dramaturgia Germán Rozenmacher del V Festival Internacional de Buenos Aires, por su obra Todo cerca y una mención especial del Premio Teatro del mundo por Hablar. La Memoria del Mundo. Entre algunos de sus últimos trabajos se encuentran la Regie de la ópera Colastiné, de Miguel Galperin. La dramaturgia y dirección de Donde comienza el día y la puesta en escena del Proyecto Generación Bicentenario en el Centro de Experimentación del Teatro Colón y en la sala principal del mismo teatro, donde además realizó en colaboración la pieza Bios, junto al compositor Matías Giuliani. Su última obra Pueden dejar lo que quieran fue terminada durante una residencia en la 31 edición de Fira Tàrrega, en Catalunya, España y posteriormente, estrenada en la VIII Edición del Festival Internacional de Buenos Aires, la obra resultó ganadora del Primer Concurso de Proyectos Teatrales del FIBA.

En 2012 presentó las siguientes obras de su autoría y dirección: la intervención urbana Todo lo que está a mi lado, fue invitada a participar del Festival Cielos del Infinito, en Chile, en febrero; Donde comienza el día, participó del Festival Mayo Teatral, en La Habana, Cuba; Pueden dejar lo que quieran, participó del Festival de Sao Pablo, en septiembre, y del Festival de Berlín en octubre; Todo cerca, fue estrenada a nivel mundial en el Festival de Cádiz en octubre y Nadie me dijo que había venido a este mundo para olvidarme de aquello que alguna vez soñé, fue estrenada en el CETC en diciembre.

Nota extraída de www.puestaenescena.com.ar | todos los derechos reservados