Buscar

teatro » nota

| Publicado el 03 de febrero de 2012 a las 17:13 hs.

Conversamos con Darío Cortés y Viviana Suraniti acerca del éxito y las nominaciones de sus trabajos en Mar del Plata

Desmesura y Alfonsina son dos obras excelentes que están nominadas en distintos rubros a los Premios Estrella de Mar 2012. Viviana Suraniti actúa en ambas y Darío Cortés dirige, actúa y ha hecho la dramaturgia.

por Teresa Gatto

Darío Cortés es joven y movedizo, a todas horas uno puede verlo revisando detalles de sus dos puestas Alfonsina y Desmesura que lo cuentan como dramaturgo y director y en Desmesura también como actor. Dos obras, 3 nominaciones no es poca cosa cuando es tan arduo obtener reconocimientos en el off. Conversamos con él y con Viviana Suraniti, nominada como Mejor Actuación en Unipersonal quién además trabaja en Desmesura y se luce.

Puesta en Escena: -¿Cómo y cuándo aparece Alfonsina Storni en tu horizonte? ¿Cuándo se convierte en texto dramático?

Darío Cortés: -Sé de Alfonsina Storni desde hace muchos años. Yo comencé mi formación como actor desde muy chico, a los 10 años en la Escuela de Bellas Artes de Quilmes, allí la directora del grupo infantil y juvenil Claudia Dessy, nos hablaba del tan subestimado teatro infantil y nos dio una formación completísima e integral, ella había sido alumna de Storni en el Lavarden, hablaba con muchísima admiración de esa mujer, nos leía partes de sus obras de teatro infantil y a mí me regalo un libro de Alfonsina para que lo lea de mas grande. "las historias de esta mujer te van a llegar mucho a vos, porque ella tenía mucho para decir, como vos. De grande hace algo con esto". Imaginate que semejante predicción y seguridad (aun siendo tan chico) me dejo marcado, luego me informe sobre su vida, leí casi todas las biografías de ella, algunas me gustan mucho y otras la pintan como una mujer oscura y triste únicamente o desde el inconsciente colectivo que hay de ella: una atormentada, depresiva que se mato porque un hombre no la quería, lamentablemente hay mucha gente que me dice eso por la obra. Pienso que era un ser de luz, ella amaba la vida de verdad, con mucho sentido del humor, pero le toco nacer en un entono difícil, sin ningún apoyo más que la confianza en su talento, en sus escritos y en que se ganaría un lugar en la cultura, la historia de su vida ya conmueve a cualquier artista que ame verdaderamente su profesión. Y cuando la conocí a Viviana, el año pasado dirigiéndola en Desmesura, sentí que todo encajaba, que la obra tenía que estrenarla este verano y ella era la actriz que podía ejecutar la teatralización de la vida y obra de Storni que yo tenía en mi cabeza. Yo estoy feliz con esta obra, no hay nada más bonito para un creador que plasmar una obra casi tal cual la imaginaste por años en tu cabeza. Te juro que para esta obra investigue y leí como con ninguna de mis 11 obras.

P.E. -Hay un gran manejo de los intertextos, hay una vida que es puesta en poesía a través de la propia voz de Storni y ese uno de los aciertos de la puesta. Los versos justos para el momento exacto…Eso supone un abordaje muy profundo de la poética de Alfonsina ¿cómo decidís segmentar su vida, más allá de las épocas en las que una vida puede segmentarse?

D.C. -Uf, se puede medir de tantas maneras una vida. Yo pienso que en "Alfonsina" deje en claro que para mí, ella iba superando etapas como podía, pienso que ella no dividía su vida en tristezas y alegrías, era una gran intensa, así que mi obra está estructurada en sus momentos más profundos: INFANCIA (porque en muy pocas biografía se habla o se evoca su infancia, para mí la infancia deja marcas importantísimas en la vida de un artista) MUJER (lo que significo para ella descubrirse mujer, conocerse, ver en qué lugar se dejaba a la mujer en esa época y sobre todo ella descubrió que tipo de mujer quería ser y qué tipo de mujer no quería ser) MADRE (esa forma de ser madre la marco, esa soledad en la que fue mama, con tan solo 19 añitos, una piba de un pueblo que se viene a Buenos Aires a pelearla en el arte y en la vida) POETA (porque allí se gano el lugar que ella sentía que merecía) y MUERTE (con todos los ingredientes de dolor, contradicción, esperanza e  impotencia que sintió esta mujer en nombre de todas, y termina con la VIDA porque la muerte existe dentro de la vida y ese es el final absoluto).Yo acompañe esa estructura que diseñe primero, quise que los versos no suenen raros en esa dramaturgia que había pensado, mi objetivo fue que no sepas como, pero veas a Alfonsina contar un episodio de violencia de género de una amiga suya y como hablando de lo mismo siga el poema “hombre pequeñito” por ejemplo.

P.E. -¿Por qué Viviana Suraniti? Aunque viéndola en acción uno se pregunta por qué no…

D.C. -Que bueno que me digas eso, yo sentí una seguridad brutal al elegir trabajar con Viviana para Alfonsina. Ella es una gran luchadora y una actriz muy entrenada, la dirigí mucho y ella me devolvió mucho, compusimos una sinfonía juntos cuando la sacamos del papel, después de leerla, nos emocionamos juntos en cada lectura y disfruté de que seamos dos en cada ensayo: actriz y director/dramaturgo (con la ayuda de Juli Luque, en la asistencia). Pero también pienso que mucha actrices que también son mujeres con garra y vienen remándola con tanto talento como Viviana podrían entender el mundo de Storni, pero bueno, yo elegí y cuando la gente sale de la obra, que es un público más bien femenino de 40 para arriba me hablan mucho de su trabajo y eso me encanta, me encanta también que a cada obra la elige un público distinto  y a veces se mezcla. Me gusta que las señoras de 60 años que ven Alfonsina se animen a ir a ver el trabajo de Vivi y el de todos en Desmesura.

P.E. -¿Cuánto tiempo trabajaron?

D.C. -Desmesura la ensayamos a principio de año, unos tres meses, Vivi grababa la serie EDEN y como la obra se podía trabajar casi cinematográficamente la ensayamos por partes y luego unimos todo. A Vivi la conocí cuando hice el casting, no encontraba a Marisa y fue allí el encuentro. Para Alfonsina ensayamos los últimos tres meses del año, la obra es simple pero tiene su complejidad en la puesta porque al estar sola en el escenario yo agregue elementos de proyección, efectos y una puesta de luces fuerte, para acompañar esas sensaciones y momentos en la vida de Storni.

P.E. -¿Cómo aparece Desmesura en tu horizonte escriturario? Porque es metateatral en el orden narrar un proceso creativo y además hay un proceso de mezcla?

D.C. -Desmesura sigue siendo una hermosa historia que no para de darnos alegrías. Tenía escrita La estrategia del Escarabajo desde el 2003, nunca pude olvidar lo que me movilizo escribir esa obra sobre tres mujeres lesbianas que no encuentran su lugar en el mundo. A mí como creador me movilizo especialmente. En 2009 una de las organizadoras del festival Internacional LGTB me convoco para que presente una obra que debía tener temática gay y lésbica  como Teatro Semi montado, allí en pocos días escribí la parte de los chicos y fusione las historias porque para mí hablan de lo mismo, una obra mira y se identifica con la obra y si te das cuenta ese es mi deseo con esta obra, que el púbico mas allá del sexo se pueda identificar. Fue una invitación de relleno porque ya estaba todo cerrado. Teníamos 15 días y los actores aceptaron mi loca decisión de presentar esta obra como terminada, sin el texto en la mano como estaba pensado  y fue una gran sorpresa para todos, los críticos nos escucharon y valoraron el trabajo, hubo mucha emoción, sorpresa y los actores españoles que la hacían allá se entregaron a lo que sentían los personajes como si la hubiéramos ensayado meses. Cuando volvía a Argentina, ya para quedarme en 2010, ya tenía en mente estrenarla en 2011 con un elenco argentino, asique hice la adaptación , se estreno en el Piccolino de Palermo con mucho apoyo del público y sorpresa, no sabía cómo iba a recibir mi país esta brutal historia de amor, pero bueno mira donde estamos con el equipazo de actores argentinos, estoy feliz.

P.E. -¿Esperabas el reconocimiento de las 2 Nominaciones para vos como creador? Porque todo es tan arduo y siempre existen fantasmas en torno a quiénes ven y cómo ven el trabajo del Off en una plaza tan estallada de ofertas de variado calibre en las que el Off debe rendir cuentas que los que llegan con producciones millonarias no rinden en muchos casos. ¿Cómo es trabajar en una plaza que tiene mucha oferta pero en la que a la vez los tiempos tan finitos tiranizan los modos de producción y circulación de las puestas?

D.C. -No esperaba nada, solo deseo, yo siempre deseo lo mejor y trabajo, trabajo, trabajo y disfruto con los que pueden valorar y disfrutar verdaderamente ese trabajo. Cuando recibí la noticia, que me envió un amigo Arturo Lodetti, comunicador en medios y actor no lo podía creer, mis actores me abrazaron fuerte y me miraban, verlos felices a ellos es re lindo, me decían “todo llega, negro Darito” imaginate ese es un gran reconocimiento, las personas que trabajan conmigo y el público que viene a vernos y pienso que todo llega porque acá hay trabajo en serio, si existe algo de justicia todo llega. Los premios me ponen nervioso, no pienso en eso, pero siento una gran alegría por estar ahí con mis compañeros y encima por las dos obras que trajimos, por las cosas lindas que nos dice la gente del interior que viene a vernos, esa es la parte más buena de estar acá, que venga gente de Tucumán, Mendoza, Córdoba, etc. y se emocionen y me digan: “decís lo que yo en mi pueblo no puedo decir” por eso creo que es buenísimo este reconocimiento para que cada vez mas público vea esta obra y para aportar nuestro granito de arena por la igualdad. Las etiquetas son raras, yo no quiero que me etiqueten como hacedor del teatro gay, ni como feminista ni nada, yo cuento las historias que siento, yo hago teatro, poner etiquetas no es mi problema. Fíjate que nominaron Desmesura en el off y Alfonsina (por unipersonal) y Viviana (como actriz protagónica) están incluidas como opciones junto a los trabajos en teatro comercial de Nacha Guevara, Betiana Blum, María Leal, Selva Alemán. Obvio que los queremos ganar, pero imaginate que estas obras la producimos nosotros, por autogestión, asi que ya con las nominaciones nos sentimos valorados y premiados.


 

Viviana Suraniti deja el alma en ambas obras pero en Alfonsina está sola con semejante carga de género a cuestas, con tantas cosas para narrar y tantas para representar de una vida que ha sido y sigue siendo materia de estudios no sólo literarios.

P.E. -¿Cómo la abordaste? Porque es un ícono de género en términos de los límites que había que cruzar cuando el siglo XX alboreaba y porque además no es cualquier mujer, es una mujer que hace de la palabra un arma muy poderosa…

Viviana Suraniti -Justamente la abordé desde la perspectiva de género y también desde mi imaginario como actriz para acercarme a las creencias y los paradigmas de la época que le tocó vivir a Alfonsina, en contradicción con su forma extremadamente avanzada de ver el mundo. El trabajo con la palabra es mi eje fundamental en esta obra, desde la conexión con la palabra integré mi corporalidad.

P.E. -¿Hay un cambio marcado y explicito en escena que muestra en la declamación el cambio entre las distintas Alfoninas, no es lo mismo la primera que la última y esos cambios además de verse plasmados en la construcción poética de Alfonsina están en tu cuerpo y en tu dicción. ¿Cómo experimentaste esas variables? ¿Fueron fruto de entrar en el ser del personaje o fueron marcas de dirección?

V.S. -Ambas cosas, las marcas de dirección de Darío (y la línea de escritura que el además tiene como dramaturgo de esta obra también) delinearon los distintos momentos de la vida de Alfonsina, mi acercamiento como actriz a los comportamientos y actitudes en esos momentos de evocación, que no llegan a ser una regresión, inspiraron también marcas de dirección. El trabajo con el estado, en permanente cambio, emana del texto y fue claro para mí casi desde el principio.

P.E. -¿Qué sentís respecto de las nominaciones (Alfonsina (Unipersonal Dramático) y "Viviana Suraniti (Actriz Dramática Protagónica) y Desmesura (obra Off)? ¿Cómo se viven los premios en el Off porque el sacrificio es enorme…?

V.S. -Se vive con muchísima alegría. Fue muy sorpresiva para mí la nominación de Alfonsina como mejor unipersonal y de mí como actriz protagónica, ya no en el circuito off. Desmesura está nominada en el circuito off, quiero mucho a esa obra y mi personaje de Marisa y fue un gran esfuerzo hacerla desde la total autogestión, pero es una gran alegría recibir lo que le pasa al público con esta obra, es muy emotivo todo. Estoy muy feliz por las tres nominaciones, un poco nerviosa, confieso.

P.E. -¿Cómo es trabajar en una plaza que tiene mucha oferta pero en la que a la vez los tiempos tan finitos tiranizan los modos de producción y circulación de las puestas?

D.C. -Complejo, casi imposible instala las obras en tan poco tiempo. Pero en esta compañía somos incansables, no paramos de generar nuestra propia prensa y difusión poniéndole el cuerpo a la entrega de volantes a las gestiones de entrevistas y a todo lo que podemos. La nuestra no es una profesión que se caracterice por la justicia, pero puedo asegurar que el esfuerzo, trae frutos siempre.

Publicidad
Publicidad