Buscar

teatro » nota

| Publicado el 18 de octubre de 2010 a las 16:42 hs.

Jaime, el guionista

Una reflexión en tono de comedia musical sobre la falta de inspiración, las presiones y la necesidad de cambios en la vida de un escritor.

Por Teresa Gatto

"La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando"

Pablo Picasso

 

Jaime, es escritor, pero como la libre empresa en las letras no cuenta, firma un contrato que le asegurará dinero y también muchas presiones.

La obra escrita por Jerónimo Freixas y María Romano, reflexiona en tono de comedia musical, sobre la falta de inspiración y sobre los modos en que la presión opera sobre un creador para que justo en el momento de que se cumplan los plazos, la angustia de la hoja en blanco se convierta en un círculo vicioso y no le permita a Jaime, el guionista, escribir ni un solo renglón.

Las cosas en la casa se ponen complicadas, su esposa reclama, hay una reunión en la escuela de su hija y todo parece venirse abajo. Así es como Jaime se marcha. Sale a la calle en busca de aire y como no hay mejor inspiración que la vida misma, en su andar se irá encontrando con personajes y situaciones, algunas desopilantes que no sólo tendrán su corolario en una canción sino que además les demostrarán a Jaime que encerrarse, no sirve y que ese sujeto que era, enclaustrado frente a un papel liso y vacío no puede dar como resultado una creación.

La obra aprovecha muy bien no sólo la ductilidad de Freixas sino también los recursos audiovisuales para efectuar los cambios de espacio y situaciones del devenir del afligido escritor que parece estar en un callejón sin salida.

Dentro de la casa, no puede escribir y su situación de pareja es insostenible. Fuera de ella, el mundo no es lo que soñó o imaginó pero puede ser divertido, inesperado y mucho más enredado que cualquier comedia escrita por encargo.

Los personajes con los que se topará, le irán mostrando otro rostro de la realidad y muchas veces le dejarán pequeñas enseñanzas que servirán para repensar su vida.

Así el círculo se irá cerrando hasta que la reunión en la escuela por las supuestas rarezas de su hija lo lleve a un callejón sin salida. No puede seguir siendo quién es ¿Entonces?

Todos los roles son jugados por los actores con gran versatilidad y la música, sus letras y coreografías suman a esta comedia que no es el musical típico ni necesita de grandes dispositivos para narrar una vida que llega a un punto de inflexión. El gran hallazgo de la puesta de María Romano es la dirección de actores, que cumplen en todos los casos muy bien sus roles (ver ficha) y que mudables son capaces de hacer varios personajes cambiando el registro con gran ductilidad.

Los domingos a las 20.00 hs. en el Belisario, pueden darnos así una pista de cómo una vida está hecha de múltiples nacimientos que todos experimentamos muchas veces sin darnos cuenta. Diversión, música y alegría asegurada. 

 

Ficha Artístico técnica

Autores: María Romano y Jerónimo Freixas

Actúan: Victoria Baldomir, Jerónimo Freixas, Belén López Marco, Federico Luc, Mariela Passeri, Romina Samara Marcó, Hernán Wallace

Producción Audiovisual: Maxi Becco

Escenografía y Vestuario, María de la Paz Jovtis

Coreografía: Daniela Fernández

Producción musical: Enrique Landea

Dirección: María Romano

BELISARIO CLUB DE CULTURA

Av. Corrientes 162, Ciudad de Buenos Aires

Teléfonos: 4373-3465

Entrada: $ 35,00 y $ 25,00 - Domingos a las 20 hs. - Hasta el 21/11/2010 

Publicidad
Publicidad