Buscar

teatro » nota

| Publicado el 21 de octubre de 2012 a las 03:02 hs.

Martín Bossi, El Impostor Apasionado, mucho más allá de las máscaras

El multifacético Martín Bossi, demuestra sobre el escenario que no es sólo un imitador, o un actor o un humorista, es un talento todo terreno.

Por Teresa Gatto

"Una máscara nos dice más que una cara"
O. Wilde

Esta vez, El Impostor está más Apasionado que nunca. Cualquier crítico puede creer que Martín Bossi le agregó un adjetivo y solventó su espectáculo sobre las bases del anterior, M, el impostor. No. No es así. Todo está renovado. El dispositivo escénico, el hilo conductor de la historia. Porque esta puesta no es la sumatoria de excelentes emulaciones, es mucho más. Antes, también lo fue.

Ahora, la historia comienza hace tiempo atrás, cuando un niño angelado no logra convencer a sus compañeras de cole de que es “otro”. Entonces la lucha por conseguir el sueño de ser “otros” comienza. El camino del Arte también.

Aparecerán Ricky Martin, Cacho Castaña, Charly García, Andrés Calamaro, un impecable Joaquín Sabina. Aunque es justo decir que todos lo son. Contrastando un Fito Páez contra Fito Páez y ambos son Bossi, en presencia y en video. Y habrá muchos otros como Aníbal Pachano, Marcelo Polino o Claudio María Domínguez que mientras se maquilla desgrana en voz y gestualidad milimétrica.

Bossi no es un imitador, no es un actor, no es un bailarín, Bossi es todo eso y mucho más. Un artista, eso es, nada menos.

La presencia de Manuel Wirtz, enriquece de manera notable esa historia en la que como maestro señala un camino, el camino de los sueños. Manuel es el Arte y su discípulo lo irá encontrando con trabajo.

La banda de sonido en vivo es de una calidad notable no sólo en los covers sino además en la música original. Los coros son espléndidos pero por sobre todo se impone Bossi, que canta, baila, y no deja un segundo sin ponerle el cuerpo, la voz y su organicidad a cada una y todas las máscaras que nos regalará.

El diseño de iluminación es casi un personaje más porque hace tiempo que no se ve una parrilla de luces tan sofisticada y a la vez tan bien aprovechada.

Las coreografías acompañan a cada artista que Bossi desafía a ser su doble y nos deja para el último momento, en el estribo, el desafío que le impone su maestro: “ahora sin máscaras Martín” y allí aparece un ídolo de manufactura perfecta sin máscaras ni afeites.

Hay que ir al Astral para ver cómo la posibilidad de ser otros que emana desde el escenario, nos permite encontrarnos con otros que parodiados como homenaje se presentifican allí para que grandes, jóvenes y niños disfruten sin cesar y terminen aplaudiendo de pié a un hombre que puede ser varios hombres y todos ellos porque para eso es un Artista fenomenal.


 

Ficha Artístico/Técnica

Intérprete: Martín Bossi como El impostor Apasionado
Participación Especial: Manuel Wirtz
Diseño Coreográfico: Ana María Zaninetti
Dirección General: Emilio Tamer, Manuel Wirtz y Evelyn Bendjeskov
Dirección Musical: Manuel Wirtz
Coreografías: Alejandro Lavallen
Iluminación: Héctor Aguilera, Pablo Vaiana
Video y Multimedia: Adobyte Multimedia
Músicos: Batería: Juan Cordima - Teclados: Francisco Cordima - Teclados: Rcardo Proz - Trompeta: Edgardo Pareta - Saxo: Fabio Goy - Percusión: Conceicao Soares
Voces: Marcela Laguzzi- María Escandarani
Bailarines: Guillermo Giménez- Gustavo Pechetto- Lourdes Apphatie- Matías Payen
Sonido: Ekuar

Funciones:

Miércoles y jueves 21:00 - Viernes 22:00 - Sábados 21:00 y 23:30 - Domingos 20:30

Teatro Astral
Corrientes 1639
Ciudad de Buenos Aires
Tel.:4374-5707/ 9964

Entradas Boletería del Teatro o en Plateanet
Desde el 10 de agosto únicas 12 semanas

Publicidad
Publicidad