Buscar

teatro » nota

| Publicado el 29 de junio de 2013 a las 13:41 hs.

Tierra del Fuego, de Mario Diament

Sólida puesta en escena de Daniel Marcove que, haciendo eje en el conflicto Israel/Palestina, reflexiona sobre las relaciones humanas y las dificultades para enfrentar dilemas existenciales que parecen irresolubles.

por Teresa Gatto

“Un límite no es aquello en lo que algo se detiene sino, como reconocieron los griegos, el límite es aquello en que algo comienza a ser lo que es”
Martin Heidegger

Basada en un hecho real, Tierra del Fuego de Mario Diament, examina el conflicto Israel/Palestina desde un nosotros y no desde el “otro” que tanto quebranto, muerte y destrucción ha causado desde hace añares.

Una azafata isaraelí sufre en Londres un ataque en el que muere su amiga y muchos años después decide ir a ver a su atacante, un palestino que se haya purgando condena en el lugar de los hechos.

Las preguntas que ambos se harán, los argumentos e incluso las opiniones de todos aquellos que juzgan temeraria y hasta traicionera la actitud de Jael, interpretada por Alejadra Darín, son un manual de lugares comunes que, en torno a la cuestión palestina vista desde el lado confortable que supone la lejania de la franja de Gaza, nos hacemos todos.

Con un logrado dispositivo escénico, Daniel Marcove, logra una puesta que exige mucho de Alejandra Darín, toda vez que en el centro de la escena se ubica la mesa de la prisión en la que estará el recluso Hazzan, a cargo de Pepe Monje. Un trabajo sutil de cambios de tono e inflexión lleva a Jael a pasar de una escena a otra porque en general la última frase con la que habla en Israel, es un pié para seguir indagando en Londres a su atacante y viceversa.

Este mecanismo, produce un vértigo porque concluída la obra lo que queda en el receptor es la sensación de que una franja, una bomba o una creencia religiosa no son suficientes para dividir todas y cada una de las crisis existenciales que escapan a dogmas y Estados, renuentes, porque forman parte de una ética.

El espacio círcular en el que Jael y Hazzan dialogan, se llena de sombras para iluminar otras conversaciones que, en los laterales o en el centro de la escena, significan cómo el conflicto devora vidas, presentes y futuros y convierte a la cuestión en un dilema irresoluble. Este es el verdadero teatro de operaciones que sin misiles, bombas, piedras o inmolados, nos lleva a pensar sin poder entender cabalmente con nuestra mentalidad occidental, el dilema Israel/Palestina.

¿Qué explicaciones le damos a la madre de una amiga asesinada cuando la queremos convencer de que el diálogo con quien cegó su vida puede ayudar a pensar un “nosotros”? Ninguna sirve. Por eso, Elena Petraglia, como la madre de la amiga muerta, respira el recuerdo de su hija y el dolor que con los años se hace un callo y muestra una firmeza orgánica y una posición irreductible en una gran labor.

El resto del elenco, Ricardo Merkin, Juan Carlos Ricci y Miguel Jordán, desempeña sus roles con gran acierto y hace exactamente lo que debe hacer, ni un gesto de más. Porque la situación de por sí, sostiene una contradicción en su núcleo mismo. El amor a Dios, las cuestiones de Estado y los derechos no siempre son un  límite en lo que algo se detiene sino más bien la representación que hace visible la tensión.

Tierra del Fuego es un lugar en el mundo, en los confines de Sudamérica y puede estar contenida en un souvenir, pero también es aquel lugar que, de origen sagrado se baña de sangre en Medio Oriente y aún así grita el nombre de Dios. Por eso, la puesta de Marcove merece atención para volver a reflexionar sobre ésta y otras guerras interiores más pequeñas pero no por ello menos devastadoras.

  

Ficha Artística/Técnica
Autor: Mario Diament
Actúan: Alejandra Darín, Miguel Jordán, Ricardo Merkin, Pepe Monje, Elena Petraglia, Juan Carlos Ricci
Vestuario: Daniela Taiana
Escenografía: Tito Egurza
Música original: Sergio Vainikoff
Fotografía: Gianni Mestichelli
Diseño gráfico: Pedro Flores
Asistente de producción: Daniela Laprea, Henry Rosales
Asistencia de dirección: Iardena Stilman
Prensa: Daniel Franco, Paula Simkin
Producción ejecutiva: Pablo Silva
Dirección: Daniel Marcove
 
Funciones: Viernes a las 20:30 - Sábados y Domingos a las 20:00
Duración: 80'
Entrada: $120,-

El Tinglado Teatro
Mario Bravo 948 (mapa)
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Tel: 4863-1188 / 3750-2240
http://www.teatroeltinglado.com.ar
Publicidad