Buscar

teatro » nota

| Publicado el 04 de julio de 2011 a las 18:36 hs.

Roberto Peloni alias La parka, alias Pirelli y tantos más habla de todo

El mutifáctico actor de La Parka, el musical, Sweeney Tood, Los productores, La bella y la Bestia y tantos éxitos más, conversa con nosotros sobre su inminente debut en el Teatro San Martín junto a Enrique Pinti y elenco en El Burgués Gentilhombre.

Por Teresa Gatto

Roberto Peloni * es un actor versátil y prestigioso capaz de abordar una multiplicidad de colores en sus trabajos. Ha trabajado con los más emblemáticos y prestigiosos actores nacionales como Julio Chávez, Enrique Pinti y Guillermo Francella, entre otros, interpretando papeles en Pingo Argentino, Los Productores, Sweeney Tood y brilla en La Parka, el musical y en El Conejo que pronto regresa. Conversamos con él acerca de su historia, su trabajo y el estreno inminente de El Burgués Gentilhombre en el teatro Municipal General San Martín con un elenco de excepción.

Puesta en escena: -¿Qué tiene el personaje de Pirelli (Sweeney Tood) que esté en el registro que pueda irle al que harás en el San Martín en "El Burgués Gentilhombre"?

Roberto Peloni: -Que es un poco amanerado, un amaneramiento medio entre seductor y libidinoso.

P.E.: -La Parka también lo tiene

R.P.: -Ese es un color mío que me divierte

P.E.: -Pero también es cierto que cuando te sacas la peluca y te demaquillás te faltan las alitas de angelito, uno no puede creer después de ver a Pirelli y a la Parka que tengas este aspecto tan adolescente y bonachón, por eso muchos dudan en saludarte, como que no te reconocen.

R.P.: -Bueno, yo me formé en la escuela de Ricky Pashkus y él siempre me decía “basta de hacerme un bueno, vos sos chanta”

P.E.: -Cuando comenzamos a hablar me dijiste recordando épocas escolares, que en el momento del secundario ustedes eran los freaks ¿qué era ser freak entonces?

R.P.: -Yo encontré un lugar de pertenencia cuando supe que existía una escuela de teatro. Un día a la salida de la secundaria, un amigo me cuenta que su hermano iba a una escuela y de  pronto apareció el camino.

P.E.: -Entiendo, me pasó lo mismo

R.P.: -¿Escuela de teatro? yo no tenía idea, no iba al teatro, no puedo decir que hubo influencia en mi familia salvo que se veía El Palacio de la Risa de Gasalla, mi padre era tanguero aunque no perteneció a esa época, era de la época del Rock pero tenía un gusto por el tango y escribía cosas en verso como letras de tangos. Tengo una carta muy hermosa que me escribió en el hospital (él murió cuando yo tenía 7 años) y comenzaba con  “mi hijo me vino a visitar” y está en verso  “M'ijo” como “m’ijo el doctor”! y luego encontré cartas que le escribió a sus hermanas con un lenguaje tanguero, pero no hay otro antecedente, no provengo de una familia que acostumbraba a ir al teatro pero Gasalla era sagrado y no hay nada más teatral que Gasalla.

P.E.: -Gasalla es teatralidad.

R.P.: -Y cuando me enteré que existía una escuela de teatro municipal, con pánico me anoté. No tenía idea de cómo sería, imaginaba un pizarrón y que dibujarían las caras… no imaginaba otra manera que caras dibujadas en un pizarrón y que esas eran las que había que poner, me hace gracia contarlo pero era así, yo imaginaba eso.

P.E.: -Bueno hay muchos galanes de TV que tienen cara dibujada, tienen cara número 1, número 2 y cara número 3 en el mejor de los casos.

R.P.: -Con suerte número 3, pero ahí empecé y fue como que rápidamente las fichas caían. En la Escuela Municipal de Lanús teníamos muchas materias, Historia del Arte, Maquillaje, Historia del teatro, Vocalización y muchas más, se daba examen final de todas las áreas y mientras cursábamos 3er año, Ricardo Migueles, el director de la escuela nos ofrece una co producción con el San Martín. Hizo con nosotros Víctimas del Deber de Ionesco y estuvimos un año en Liberarte durante 1999/2000, en ese tiempo comencé a estudiar Comedia Musical en la escuela de Julio Bocca-Ricky Pashkus, había escuchado Drácula por un amigo y al principio yo no quería saber nada.

P.E.: -Qué reticentes somos algunos con el género musical. A mi, debo confesar, me resulta difícil de abordar. Hay algunas producciones que son terribles, horrendas. No tiran un texto, ni uno… Igual prefiero el registro de El espejo, de La parka, de Eh…no sé cómo decirlo, algo más vernáculo no porque esté repleto de color local sino porque hay un modo de contar que me resulta cercano. A ver, el problema de la muerte es universal y en La parka, la re escritura del mito de Orfeo y el modo acerca al espectador. Chicago es maravilloso como espectáculo pero además de haber visto innumerables versiones, la historia, ya la sabemos, es como  lejana y el espectáculo está enriquecido por lo que se incluye en términos de efectos, vestuarios, etc.

R.P.: -Traer obras grandes está bueno pero que se haya generado aquí un teatro musical que tenga que ver con nosotros es excelente. Hay libros que no son tan caros ni que debas comprar el paquete. Como en el caso de Sweeney Tood, que es carísimo pero no tanto como La Bella y la Bestia, lo vi y años después pude hacerla y me encantó, la magia estaba intacta, como cuando diez años atrás la había visto como espectador.

P.E.: -La Bella y la Bestia fue una revelación y fue de verdad como hacía años y yo ya sin hijo pequeño me emocioné como la primera vez, esa versión fue maravillosa. Retomando, vos salís de Lanús y te vas a lo de Bocca y Pashkus

R.P.: -Sí, empiezo a estudiar ahí y hago los 4 años. Soy becado en esa escuela, el primer año lo pagué con mi trabajo en Burger King, salía $200 la cuota y yo cobraba $200 y mi madre me ayudaba con los viáticos. Lo único que me pidió es que termine el secundario. En el segundo y tercer año me becaron, fue increíble, hicimos una audición y al final de ella Ricky dio la lista de los becados, nombró a todos y después dijo “Ah y Peloni”, fue una emoción tan grande que recuerdo que después volvía en el colectivo 20 a la noche tardísimo y me tuve que bajar porque me descompuse, me cayó la ficha. El cuarto año me lo pude pagar porque ya hacía unos shows. Porque después renuncié al Burger porque ya no podía hacerlo. Sino hubiera sido por la beca no hubiera podido acceder a esa formación, mi familia era humilde y contábamos con lo justo, entonces llegar a esa escuela fue muy fuerte. Entrar al aula y ver el piano, dije “es esto” y  desde la primer charla con Ricky confié en él. Después terminó siendo maestro, director, RR.PP., amigo, referente, mas tarde trabajé como docente en la escuela, ha sido fundamental para mí.

P.E.: -¿Y en lo de Julio Chávez como caes?

R.P.: -También por Ricky, cuando termino la escuela, estudié con Rubén Vianni y quería entrenar con Julio ya que era como una continuación. Julio ordenó mi cabeza, como actor me organizó y creo que llegó en el momento indicado. Después tuve la suerte de trabajar con él en Sweeney Tood, esa experiencia fue la más redonda de todas porque se juntaron el ideal de cómo un actor debería trabajar con las exigencias del teatro comercial.

P.E.: -Eso pasa también en La parka, al menos se nota de afuera un consenso en torno al hecho que se muestra. Pero también hay algo del orden afectivo, se nota como una corriente de amor, todos le atribuyen el mérito al resto y eso hace circular como una energía que retroalimenta a la puesta, a los actores y que le llega al público y debe ser factor para que se haya convertido en obra de culto…

R.P.: -Si es como un hijo, hay un pedacito que se parece a cada uno, no se sabe que parte es de quién. Somos muy distintos, con cabezas distintas, y es en nuestras diferencias en donde esta lo mejor, en que nos matamos en las discusiones y en que cuando alguien tiene una intuición fuerte vamos todos detrás... puede parecer idealista, adolescente pero…

P.E.: -Ustedes tienen el tiempo para hacerlo, son muy jóvenes no tienen la urgencia de un actor de 50 o 60 años…

R.P.: -Y esos encuentros son muy apasionados en términos de discusión y de construcción. Hay gente que viene a todas las funciones, hay una fanática que la vió 28 veces. Pero luego esa gente comienza a formar parte, es como que el grupo las absorbe, somos muchos, como 50, es un número notable para un espectáculo independiente. Yo llego y mi peluca esta peinada por Myriam Manelli que le retoca la tintura, la pone en el horno, la marca todas las funciones, Luciana Reche y todas sus  maquilladoras. La ropa que se agregó este año  la pintó Valeria Glotzer. Valeria está todas las funciones retocando el vestuario, le agrega cositas, brillos.

P.E.: -Es que hay cambios…

R.P.: -Siempre, le agrega, lo mejora.

P.E.: -¿Y el ego?

R.P.: -Después de laburar con Chávez y con Pinti, si no aprendí de humildad… No existe otro ser como Pinti, trabajé mucho con él, en Los Productores primero. Pinti y Franchella nos apoyaron mucho. Vinieron al estreno de La Parka, se metieron en el Maipo Club y nos abrazaron. Yo entraba vestido de policía al final de Los Productores y Guillermo me decía “¿qué tal oficial Parka?” “¿Cómo le va oficial Parka” era un mimito. Con Enrique trabajé también en Pingo Argentino, y creo que no hay otro como él, es como un Discépolo de esta época y un hombre conocido en todo el país, nadie puede decir nada de Enrique, es impecable, un señor. Además Enrique es una biblioteca.

P.E.: -Hay generaciones y generaciones, la de Enrique es una de las que tuvo que apelar a la Biblioteca, hay otras que tuvieron que vivir décadas decadentes como los 90’ que vaciaba todo. La de ustedes que rondan los 30 es una generación a caballo de dos épocas.

R.P.: -Enrique es muy buen compañero. Yo estaba haciendo una obra que se llama Monos con Navaja en La ratonera y tiene dos pisos por escalera. En pleno julio fue Enrique y se sentó en una butaca minúscula, se sacó fotos que salieron en Clarín y en La Nación y todo para nuestra difusión. Se subió esas escaleras, con un frío tremendo, hizo las notas, es un hombre muy generoso.

P.E.: -Yo he visto a un sujeto de mucha fama televisiva ahora y teatral en un estreno importantísimo, no dejar de mandar textos en toda la obra, molestando con la luz de su celular a todos los que le rodeaban sin el menor respeto por los que estaban arriba del escenario y en las butacas… Entonces a Pinti hay que hacerle reverencias porque es idéntico de ético arriba y debajo del escenario. ¿Cuándo estrenan El Burgués Gentilhombre?

R.P.: -El 20 de julio, deberíamos haber estrenado ya pero agregaron de pronto unas funciones de una compañía francesa que nos cortaba la temporada…

P.E.: -¿Quién fue? ¿Lombardi? Nooooooo! si como ministro de cultura es un genial ministro de turismo… O sea que no sólo alquila el teatro sino que le modifica la agenda. Es notable lo pésimos que son los funcionarios del alcalde…

R.P.: -No nos convenía, porque estrenábamos, parábamos dos semanas y seguíamos… la puesta es bastante compleja técnicamente. Es multimedia, en el escenario hay cámaras que toman a los actores y los proyectan arriba sobre una pantalla. Es muy interesante…

P.E.: -¿El elenco?

R.P.: -El elenco es fabuloso, está encabezado por Enrique Pinti junto a Lucrecia Capello, Gustavo Garzón, Andrea Bonelli, Pacha Rosso, Liliana Pécora. Yo soy el maestro de música, somos cuatro maestros, Hernán Giménez, Gustavo Masó y Diego Mariani. También están Heidi Fauth y Mariano Mazzei que son la otra parejita.

P.E.: -Un elenco de lujo.

R.P.: -Vamos de miércoles a domingo en la Sala Martín Coronado.

P.E.: -Son un millón de personas entre todos los elencos considerando al CTM, ya son una fuerza política.

R.P.: -El tema es difundir porque para el Of es muy difícil y en eso quiero mencionar a Pablo Gorlero un periodista que ve de todo y acceder a un medio masivo como el de espectáculos del diario La Nación es muy necesario. De Clarín mejor no hablar.

P.E.: -Yo me arriesgo a decir que es un disgusto porque no podrán acusarme de hacer periodismo de periodistas porque yo no soy periodista, soy analista teatral. Gorlero y Pacheco son dos caballeros que saben mucho y van a ver el Of, igual que Irazábal pero los los otros sino tinellizan todo, no tienen suple...


R.P.: -La difusión no sólo es importante para los actores sino para el espectador y en TV cuando van a cubrir algún espectáculo el notero en vez de preguntar por la obra o el autor sólo pregunta que opinan sobre que Sofía Gala fume porro.

P.E.: -Pero un minuto en la caja boba les hace creer a muchos productores que cortarán boletos y lo cierto es que nadie mastica vidrio y lo bueno es bueno y lo malo cae aunque lo vaya a ver la nueva princesa de Inglaterra. Pero el mercado manda.

R.P.: -Y al día siguiente dicen que la obra es “linda”

P.E.: -Como si fuera un ramo de flores…

R.P.: -Tal vez Clarín vino y no escribió porque estábamos terminando o porque somos La parka con K (risas) aunque lo pienso de cierta manera porque cuando no les gusta lo dicen.

P.E.: -Tal vez haya una estrategia de ocultar la movida cultural que es muy grosa y que es inocultable, así como se invisibilizan otros hechos positivos. Porque no alcanzan las salas, muchos están hace tiempo sin prensa y llenan, hay gente que baja con público porque ya hay contrato con otras puestas, etc. Digo, hay teatro y danza y cine gratuito o a muy bajo precio que es imposible de abarcar.

R.P.: -Nosotros no tenemos prensa, o lo hace mitad Varas /Otero y mitad Facundo (Rubiño) que habla personalmente con cada periodista y es muy difícil acceder a la promoción a través de las críticas de los medios especializados, los pocos que quedan.

P.E.: -Gracias y lo mejor para todos tus trabajos. Ha sido un lujazo.  

 

*  Roberto Peloni: Se formó con Julio Chávez, Rubén Viani, Miguel Cavia, es egresado de la escuela Julio Bocca-Ricky Pashkus en la que actualmente es docente y egresado de la escuela municipal de arte dramatico. Integró el elenco de "Sweeney Todd" como Adolfo Pirelli en el teatro Maipo junto a Julio Chávez Y Karina K con dirección de Ricky Pashkus y protagoniza el musical "La ParKa" en el teatro Tabarís con dirección Diego Coran Oria, ganadora de tres premios HUGO mejor actor, mejor director y mejor musical off. Integró también el elenco de "La Bella y La Bestia" el musical de Broadway, "El fantasma de la opera" Andrew lloyd Webber- Harold Prince Teatro Opera, Dirigió la obra "Gravedad" de Sergio Bizzio en los teatros El bardo y La ratonera y protagonizó "El conejo, este mundo merece felicidad" en el Maipo club de Diego Coran Oria y Gaby Goldman. Es cantante solista de la orquesta tipica "Misteriosa Bs. As" Integró el elenco de "Pingo Argentino" junto  a Enrique Pinti en el Teatro Maipo 2007/2008 y en Gira Nacional. Su primer obra como director "Monos con Navaja" de Luís Sáez en La Ratonera acompañado de muy buenas criticas. Integró el elenco de "Los Productores" junto a Enrique Pinti y Guillermo Francella en el teatro Lola Membribes y Auditórium de Mar del Plata 2005/2006. Protagonizó " La Parka " El musical en el Maipo club 2006 y junto a Pepito Cibrian y Angel Mahler realizó "Dorian Gray" como el Doctor y como Cover de Juan Rodó "Drácula" Cibrian-Mahler en concierto 2005 y "Las Mil y una Noches" como Mustafá en el Teatro Opera durante 2004. Como actor invitado en "Musicales Argentinos en Concierto" junto a Juan Rodó-Cecilia Milone en el Teatro Gran Rex 2003 Dirección Ricky Pashkus y como "El policia" de "Victimas del deber" de E. Ionesco en el TGSM con dirección Ricardo Migueles

Publicidad